Alteraciones cutáneas en la menopausia: la piel también sufre

Alteraciones cutáneas en la menopausia: la piel también sufre

Aunque no lo creas, la llegada de la menopausia puede traer consigo varias alteraciones en la piel que pueden llegar a afectar en gran medida su aspecto. Esto considerando que las escasez de estrógenos se hace cada vez más evidente y puede causar que la piel empiece a envejecer más rápido de lo habitual y que pierda completamente su vitalidad. Por esta razón, es muy importante que una vez entres en la menopausia acudas donde tu médico de confianza para que asesore sobre los cuidados básicos que debes seguir para que tu piel no se vea tan afectada durante esta etapa y para que tu salud se mantenga en perfecto estado.

De igual manera, si deseas conocer algunas de las alteraciones cutáneas que se suelen presentar durante la etapa de la menopausia, echa un vistazo a la lista que te presentamos a continuación.

Alteraciones en el tono de piel

Es muy posible que durante la etapa de la menopausia la piel a tener varios tonos y sobre todo, que presente un mayor riesgo a presentar manchas por la exposición al sol. Esto se debe a que los melanocitos, células que contienen el pigmento encargado de broncear la piel, se distribuyen de forma de forma irregular en la piel. Lo que hace que el bronceado sea mucho más pobre y que la piel adquiera varios tonos.

Por esta razón, es de vital importancia que te apliques una buena crema antimanchas y un buen bloqueador solar para que tu piel no se vea tan afectada y puedas lucirla sin ningún problema. Ahora, en caso de que notes que este cambio es demasiado drástico no dudes en acudir a tu médico de confianza para que te ayuda a solucionar esta dificultad lo antes posible. Evita dejar pasar mucho tiempo, pues el problema puede empeorar y luego puede ser más difícil darle una solución. Entonces mantén muy pendiente del estado en el que se encuentra tu piel.

Adelgazamiento de la epidermis

La epidermis es la parte superficial de la piel y es la que se encarga de crear una barrera entre el cuerpo y el entorno, procurando así que la piel esté protegida de daños externos. Por esta razón, cuando la epidermis pierde grosor la piel se vuelve mucho más delicada y débil, lo que significa que puede estar más expuesta a sufrir daños.

Por ejemplo, es probable que la piel empiece a sufrir cortaduras con mayor frecuencia o que no se cure fácilmente de golpes o raspaduras. Por esto es fundamental que tengas mucho cuidado en tu entorno para evitar caídas, cortaduras o golpes que puedan afectar de forma significativa la apariencia de tu piel.

Sequedad cutánea

La sequedad se presenta por la disminución grasas y ácidos esenciales en la piel. Esto además de resecar la piel, hace que esta tenga una textura más rugosa, y que pierda completamente su vitalidad. Sin contar que puede llegar a generar un mayor número de arrugas y hacer que estas sean un poco más profundas que antes.

Así que si no quieres sufrir mucho por este aspecto, te recomendamos aplicar una buena crema humectante, tomar una buena cantidad de agua diariamente, y si tienes la posibilidad, empieza a realizarte algún tratamiento para el cuidado de la piel. Esto te ayudará a retrasar un poco el envejecimiento de la piel y te verás rejuvenecida.

Mayor flacidez

Por lo general, se presenta flacidez en toda la piel, pero suele notarse mucho más en los brazos y en la parte inferior del rostro. Por este motivo, es indispensable que te apliques constantemente una crema hidratante para que la piel adquiera un poco de firmeza. Del mismo modo, es muy importante que utilices un buen exfoliante para eliminar las células muertas, quitar las impurezas o suciedades que se encuentren en los poros, y sobre todo, estimular de forma significativa la renovación celular. Por otro lado, intenta hacer ejercicio diariamente para eliminar las grasas malas, mejorar la circulación, y conseguir que la piel mantenga una buen firmeza.

Para terminar, evita preocuparte por la llegada de la menopausia. Recuerda que este es un proceso natural del cuerpo y si sigues los cuidados adecuados no tendrás ningún problema. Así que en lugar de preocuparte, infórmate sobre las precauciones que puedes tomar para que tu piel y tu cuerpo se mantengan en perfectas condiciones y haz todo lo que esté a tu alcance para que la menopausia no te afecte demasiado y puedas continuar tu vida con total normalidad.

Un buen tratamiento, clave en la recuperación

    • Nuestros consejos te ayudarán a aliviar los síntomas de la menopausia, pero en ciertos casos si necesitas mejorar los niveles de vitaminas y minerales necesarios durante la menopausia y nutrir la microbiota intestinal dañada por los cambios hormonales, ACTIFEMME Menopausia puede ser la solución.

    Otras lecturas que también te pueden interesar 

    > Qué es la menopausia química o inducida y como mejorar sus síntomas

    ¿La menopausia química o inducida es igual que una menopausia natural? Descubre las diferencias…

    ¿Cuanto tiempo duran los síntomas de la menopausia?

    La menopausia es un proceso biológico natural que marca el final de los ciclos menstruales, te contamos cuanto duran sus sintomas.

Los mejores artículos para la mujer actual

Tranquila, no enviamos spam