Probióticos para perros ¿Qué beneficios tienen?

Probióticos para perros ¿Qué beneficios tienen?

En varios artículos anteriores hemos hablado sobre los diferentes beneficios y aplicaciones de los probióticos en humanos, pero ¿qué pasa con las mascotas? Desde hace un tiempo, los probióticos para perros han empezado a ganar protagonismo en el mercado.

Recordamos que los probióticos son microorganismos vivos que, cuando se ingieren en cantidades adecuadas, confieren un beneficio a la salud del huésped. Las principales formas de consumir probióticos son a través de alimentos como el yogur o kéfir, en medicamentos o en forma de complementos alimenticios. microbiota-intestinal-y-probioticos-para-perros

Dentro de las especies más usadas como probióticos, destacan la especie de Lactobacillus y la Bifidobacterium.

Al hablar de probióticos, debemos mencionar la microbiota intestinal, un conjunto de microorganismos vivos tales como bacterias, hongos o protozoos que habitan en equilibrio en el tracto gastrointestinal y que contribuyen a mantener buenos estados de salud. Sus funciones principales son:

  • Ayuda a mejorar la digestión
  • Modulación del sistema inmunitario
  • Ayuda a combatir toxinas
  • Actúan como barrera defensora frente al sobrecrecimiento o presencia de patógenos en el intestino.
  • Contribuyen al mantenimiento de la estructura de la mucosa intestinal en condiciones normales y de equilibrio.
  • Participan en la absorción y metabolismo de nutrientes en el tracto gastrointestinal.

Los probióticos para perros serían aquellos productos elaborados a partir de cepas bacterianas que se encuentran de forma habitual en el intestino del perro y que van a resultar beneficiosos para la salud. Hay que destacar que no se trataría de un tratamiento farmacológico sino de un complemento nutricional añadido a su alimentación.

Cuando se habla de este tipo de complementos alimenticios, es importante distinguir entre productos probióticos, prebióticos y simbióticos.

Los productos probióticos hacen referencia a aquellos productos elaborados con bacterias beneficiosas y presentes de forma habitual en el intestino del perro. Aquellos productos elaborados con sustancias no digeribles que sirven de alimento a las bacterias beneficiosas, son los considerados como prebióticos. Por último, los simbióticos, son aquellos productos que combinan probióticos y prebióticos en su formulación.

¿Por qué es importante el uso de probióticos para perros?

Teniendo en cuenta lo mencionado anteriormente sobre la microbiota intestinal, se puede asegurar que mantener un ecosistema microbiano en equilibrio es muy importante para una buena salud del perro, sobre todo en cuanto a la prevención de numerosas patologías.

El desequilibrio de la microbiota intestinal se ha ido relacionando en los último años con diferentes enfermedades, como las autoinmunes o las inflamatorias intestinales (enfermedad de Crohn o la colitis ulcerosa) y con los trastornos funcionales intestinales como el Síndrome del Intestino Irritable.

Si un perro tiene un tracto gastrointestinal que cuenta con una microbiota intestinal en desequilibrio y pobre en microorganismos beneficiosos que actúen en beneficio de la salud, será más susceptible de padecer alguna de estas enfermedades. Para ello, la administración de probióticos que ayuden a restablecer el equilibrio de la microbiota intestinal del perro y, por ende, a prevenir el desarrollo de posibles enfermedades o problemas.

La inclusión de complementos alimenticios en la dieta del perro, sea cachorro, adulto o senior, es interesante de cara a influir en el funcionamiento del aparato digestivo de la mascota.

Factores que influyen en la microbiota intestinal del perro

Entre los principales factores que pueden influir en el equilibrio de la microbiota intestinal y por los que se puede necesitar probióticos para perros son: probióticos-para-perros

  • La mala alimentación y el entorno.
  • Problemas relacionados con la genética del animal
  • Tomar un tratamiento con antibióticos u otros medicamentos
  • Sufrir algunas enfermedades o infecciones
  • La edad, el envejecimiento puede deteriorar, entre otros aspectos, la microbiota intestinal.
  • Por supuesto, el estrés. Al igual que en las personas, la relación intestino-cerebro también se da en los perros, siendo factores como el estrés, influyentes en la salud gastrointestinal.
  • Presencia de parásitos en el cuerpo del animal.

Si estás pensando incluir probióticos para perros en la dieta de tu mascota, debes procurar que sea de buena calidad. Para ello, debes tener en cuenta el número de cepas probióticas que incluya, el nombre y estudios de estas, que sea específico para perros y que tenga respaldo científico. Por supuesto, consulta con tu veterinario/a para que te aconseje.

Si tú también te planteas tomarlos o quieres saber por qué deberías hacerlo, no te pierdas este artículo y este otro.

Los mejores artículos para la mujer actual

Tranquila, no enviamos spam