Caída del pelo después del parto

Caída del pelo después del parto

Es frecuente que la mujer note que pierde mayor cantidad de pelo que lo habitual, a la hora de cepillarse, ducharse o dormir, en el periodo posterior al nacimiento de su bebé. Pero tranquila, porque esto es algo totalmente normal durante el postparto.
A continuación, te explicamos a qué se debe esa caída de cabello abundante y cómo puedes mejorarlo si lo deseas.

Los cambios hormonales que se producen durante el embarazo intervienen o alteran muchos aspectos. Uno de ellos es el cabello, aunque estos cambios variarán de unas mujeres a otras dependiendo de como fuese antes de quedar embarazada. Mientras que, para la mayoría, el embarazo se convierte en un momento en el que lucir una melena abundante, fuerte y con brillo, para otras el pelo se vuelve graso, quebradizo y sin brillo. caída-del-pelo-embarazo

El proceso de caída del cabello después del parto es algo totalmente normal, se trata de un proceso fisiológico.
Durante el embarazo y sobre todo en la parte final de la gestación, el nivel hormonal elevado y alterado, estimula la fase de crecimiento del cabello. Esto explica que muchas embarazadas se vean un pelo más bonito, más brillante, más grueso, fuerte y con más densidad durante ese periodo.

Sin embargo, al poco de nacer bebé las hormonas se reequilibran y el cabello que había estado detenido en la fase de crecimiento durante el embarazo empieza a caerse de forma bastante repentina y brusca, dando comienzo a lo que se conoce como alopecia difusa, un tipo de pérdida de pelo que produce una miniaturización progresiva del folículo piloso, lo que causa una pérdida progresiva y generalizada del cabello. Poco a poco se va perdiendo densidad y puede afectar a toda la cabeza.

Esto puede apreciarse en el momento del cepillado si muchos cabellos se quedan en el cepillo o en la ducha cuando al lavarnos el pelo se pierda gran cantidad. Digamos que, si normalmente se pierden entre 50 y 100 pelos al día, durante el postparto esta cantidad puede verse multiplicada considerablemente.

Comúnmente este hecho ha sido asociado a la lactancia materna, pero nada más lejos, es uno de esos falsos mitos. Muchas mujeres que no dan el pecho a sus bebés también sufren la caída del pelo abundante durante el postparto.

Es muy importante tener claro que se trata de un proceso fisiológico normal y natural que se puede experimentar después del parto, por lo que se debe normalizar ya que, además, la presión psicológica y estresante no ayuda precisamente. Sin embargo, para muchas mujeres esto puede suponer un momento frustrante, aunque por suerte, se trata de una situación pasajera que debería detenerse al cabo de unas semanas.

No obstante, hay ciertos consejos que puede seguir para cuidar tu pelo en esta etapa.

Consejos para la caída del pelo después del parto

A grandes rasgos, los principales consejos para el mantenimiento de tu pelo son el descanso; la alimentación; lavarse el pelo con champús suaves y poco agresivos; estimular la circulación mediante masajes en el cuero cabelludo y el empleo de productos para acelerar el crecimiento. caída-del-pelo

Como para todo, la alimentación es muy importante y juega un gran papel en el mantenimiento del cabello, ya que le aporta las vitaminas y minerales necesarios para que crezca fuerte.

Es aconsejable aumentar el consumo de frutas, verduras, cereales, productos lácteos y alimentos ricos en Vitamina B, Omega 3, calcio, hierro, yodo y zinc.

  • Alimentos ricos en Vitamina B: avena, soja, levadura de cerveza, pollo, pescado, aguacates
  • Alimentos ricos en Omega 3: pescados azules, nueces y en algunos vegetales
  • Alimentos ricos en calcio: leche, yogures, sardinas, gambas, langostinos o algunos frutos secos.
  • Alimentos ricos en hierro: espinacas, legumbres, semillas, carne roja, hígado…
  • Alimentos ricos en yodo: bacalao, algas, arándanos, mejillón, atún o gambas.
  • Alimentos ricos en zinc: carne, cordero, germen de trigo, calabaza, maní, ostras, garbanzos, espinacas

Si quiere recuperar tu cabello, procura evitar el uso de productos capilares agresivos y el uso abusivo de secador, planchas o rizadores. Intenta que los productos sean suaves y con pH adecuado.

Además, también existen productos como complementos alimenticios, champús o lociones que ayudan a fortalecer el pelo y a evitar la caída. Nuestra recomendación es que lo consultes primero con un/a profesional de la salud para evitar el uso de alguno que sea incompatible con el período de lactancia o con alguna patología o medicación que tengas.

Otros artículos que también pueden interesarte:

Embarazada y con infección de orina ¿Qué hacer?

Cómo cuidarse el pelo en verano

Los mejores artículos para la mujer actual

Tranquila, no enviamos spam