Cáncer de mama – todo lo que debes saber

Cáncer de mama – todo lo que debes saber

 

Una de cada once mujeres padece de cáncer de mama. Esta enfermedad cada vez es más frecuente y es una de las principales causas de muerte en mujeres entre los 40 y 44 años o incluso en franjas de edades más jóvenes. El cáncer de mama es la presencia de un tumor maligno que puede desarrollarse durante años de manera silenciosa, sin presentarse ningún síntoma.

Se presenta de manera muy variada y puede darse su diagnóstico de manera accidental en medio de una revisión de rutina donde se nota un “bulto” o sensación extraña en el seno y que se constituye en un signo de alerta para acudir de inmediato al especialista.

Cuáles son las causas del cáncer de mama

La causa directa es aún desconocida. Se presupone que algunos factores ambientales, genéticos y fisiológicos pueden influir y promover la enfermedad pero no se sabe con qué grado de influencia. Una serie de factores podrían incidir en su aparición tales como la edad por encima de los 40 años, los antecedentes familiares de cáncer mamarios en madre o hermanas, el haber padecido cáncer de mama previo, el desarrollo menstrual precoz (antes de los 12 años), la menopausia tardía (después de los 55 años), el no tener hijos o haberlos tenido después de los 30 años y la ausencia de lactancia materna.

También puede tener origen hereditario. El cáncer de mama hereditario corresponde del 5 al 10 % de todos los casos.

Síntomas del cáncer de mama

En la consulta médica se evidencian casos de mujeres que acuden por presentar molestias mamarias de mayor o menor intensidad que pueden no tener alguna relación con el cáncer de mama. La mayoría de consultas corresponden a procesos benignos. Sin embargo es muy importante investigar cada uno de los síntomas, descartar las diferentes enfermedades y aplicar el tratamiento oportuno para cada mujer, por lo tanto es primordial acudir al especialista y asistir a las revisiones ginecológicas periódicas para conseguir un diagnóstico precoz que permita un tratamiento a tiempo y efectivo.

Es evidente que cuanto más sutil sea la señal más difícil será detectar el cáncer, pero también más efectivo será su tratamiento; por lo tanto es conveniente extremar el cuidado para poder detectar pronto y rápido el cáncer mamario. En otras ocasiones no se detecta ninguna señal pero puede ya existir la enfermedad por lo que es importante acudir a técnicas auxiliares de diagnóstico que faciliten la curación.

Detección precoz del cáncer de mama

La importancia de una detección precoz radica en que aun siendo una enfermedad cancerosa puede curarse si se descubre a tiempo. El diagnóstico precoz en toda mujer por encima de 40 años radica en practicarse el autoexamen mamario, junto con el examen médico y la mamografía. Lo ideal es que las mujeres se realicen el autoexamen de mamas cada mes y presten atención especial a cualquier cambio que pueda indicar un problema.

El autoexamen de mamas parte de la observación de las mismas: descubiertas frente y de lado frente a un espejo, dejando los brazos a los lados junto al cuerpo, luego juntar las manos detrás de la cabeza y presionando hacia adelante. Luego practicar palpación moviendo las yemas de los dedos en forma circular sin dejar ninguna zona de la mama sin verificar, luego palpar en la zona de arriba y abajo de la axila para descartar nódulos en estas áreas. El momento oportuno para realizar la palpación es unos días después de la menstruación.

Signos de alarma con los cuales debes acudir de inmediato al médico:

  • Notar un nódulo (bulto), que generalmente está solo, firme y en la mayoría de los casos indoloro.
  • Endurecimiento de la mama.
  • Notar una porción de la piel de la mama que se inflama y luce con apariencia diferente.
    Venas más prominentes en la superficie de la piel comparativamente entre un pecho y el otro.
  • Pezón invertido, aparición de salpullido o sangrado del pezón.

Recomendaciones

  • Hazte practicar periódicamente una mamografía, cada dos años a partir de los 40 y anualmente a partir de los 50 años.
  • Si el médico así lo considera, la biopsia, los estudios complementarios y el estudio histopatológico te permitirán saber con certeza si la lesión es benigna o maligna para iniciar en caso necesario, el tratamiento más adecuado.

 

Actualmente y gracias a los avances de la medicina, la esperanza de vida de pacientes con cáncer de mama es alta siempre y cuando los tumores se diagnostiquen en fases de evolución muy temprana. Con ello será posible alargar la supervivencia del paciente.Te mostramos los diferentes tipos de vegetarianos.

Enviar una respuesta

Los mejores artículos para la mujer actual

Tranquila, no enviamos spam