Cómo sobrevivir a las comidas navideñas

Cómo sobrevivir a las comidas navideñas

Se acerca la navidad y el fin de año y con ello las invitaciones, reuniones, comidas, festejos y el reencuentro con los seres queridos alrededor de la mesa. Deliciosas y apetitosas comidas con ingredientes que sobrecargan el organismo, mucho más si son consumidos en horas de la noche para luego ir a descansar. Al final y luego de pasar Navidad y Año Nuevo lo más seguro es que tengas unos kilos de más. 

Pero no te atormentes si piensas que tendrás que rechazar deliciosos aperitivos, una copa de vino o platos tradicionales de la época. La idea tampoco es consumir solamente productos bajos en grasa o azúcar, light 0% para evitar los excesos de fin de año. Sólo es tener en cuenta sencillos detalles en el momento de escoger los alimentos y su forma de preparación. Lo importante es que una buena selección de comida te permita disfrutar con tu familia y a la vez cuidar tu cuerpo y tu salud.

1. Sirve aperitivos con alimentos de origen vegetal

Muy seguramente los platos principales serán de origen animal (carnes, pavo, cerdo, etc.), los cuales son más difíciles de digerir y eliminar, lo mejor es preparar aperitivos vegetarianos para la comida navideña. La gastronomía ofrece un sinnúmero de deliciosas y saludables opciones: aguacate, frutos secos, olivas, patés vegetales. Estos aperitivos te ayudarán a degustar el plato principal con más apetito y tu estómago se sentirá más liviano. Los embutidos son una alternativa, pero lo ideal es que no abuses en la cantidad y que preferiblemente sean de buena calidad.

2. Acompaña el plato principal con ensaladas de hojas amargas

El hígado es tal vez el órgano que más trabaja en el momento de procesar las opíparas comidas navideñas, por ello hay que ayudarlo a que pueda realizar su función más fácilmente. ¿Cómo? Incluyendo en la ensalada acompañante hojas verdes amargas como el diente de león, las espinacas, las endivias, los canónigos, la rúcula, escarola, entre otras tantas. De por sí los alimentos amargos como los espárragos y la alcachofa son excelentes para el hígado.

Si luego le añades a la ensalada vinagreta con vinagre de manzana o limón y algo de cúrcuma, tendrá un toque sano y especial. 

3. Postres tradicionales endulzados naturalmente

El postre es el cierre con broche de oro de la comida navideña. Y no es que estén prohibidos, el tema es que los dulces pueden estar llenos de azúcar y grasas al ser elaborados industrialmente. Lo mejor es que lo prepares en casa y que utilices alimentos reales y naturales para endulzarlos como la fruta seca o la miel y agregues grasas saludables como las que aportan el aguacate y los frutos secos. Escoge una buena y saludable receta para un postre exquisito hecho en casa. 

4. Toma una infusión digestiva antes de irte a la cama

Las infusiones digestivas son ideales para ayudar a tus órganos en el proceso de digestión y desintoxicación luego de una comida. Resulta muy saludable tomarlas antes de ir a dormir o puedes consumirla durante todo el día previo a la cena navideña. La infusión es efectiva y reconfortante. Puedes prepararla de plantas amargas muy apropiadas para aliviar el hígado como el boldo, el hinojo, la menta, el jengibre, la alcachofa, el cardo.

5. Procura limitar el consumo de alcohol

Lo mejor es limitarlo al máximo, pero si lo consumes que sea un licor de buena calidad y en la cantidad adecuada, sin excesos. En el mercado cada vez hay más ofertas de vinos ecológicos o naturales elaborados con poca manipulación y sin agrotóxicos. Indudablemente son licores menos nocivos en comparación con los tradicionales de producción industrial. Si logras consumir este tipo de bebidas te sentirás mucho mejor con tu cuerpo y no se resentirá tanto al día siguiente.

6. Compensa las frituras con fruta

Deja de lado las frituras y las grasas navideñas y mejor cocina los ingredientes al vapor o a la plancha. Puedes emplear alternativas saludables como carnes blancas para platos principales y fruta y verdura fresca como acompañantes.

En general la clave para “sobrevivir” a las pesadas comilonas navideñas es cuidar el hígado. Por ello consume aperitivos vegetarianos, incluye acompañamientos con alimentos amargos, germinados y fermentados. Prepara postres caseros, limita el consumo de alcohol y durante el día disfruta de suaves y agradables infusiones digestivas que te ayuden a procesar mejor los alimentos. Reduce la ingesta de grasas, sal y azúcar.

 Con ello tendrás una feliz, agradable y sana Navidad que tu cuerpo agradecerá

Otras lecturas que también te pueden interesar 

> Mercados navideños para disfrutar con amigas

Sin duda, Europa ofrece algunos de los mejores mercados navideños que hay en el mundo. ¿Sabes dónde encontrarlos?

¿Que es la fagofobia?

Esta fobia es el miedo al acto de tragar, de alimentarse, lo cual puede ocasionar estados delicados de desnutrición o baja de peso y defensas de quien la sufre.

Enviar una respuesta

error: Todo el contenido está protegido. Tu ip e identidad está siendo registrada.

Los mejores artículos para la mujer actual

Tranquila, no enviamos spam