Escozor vaginal, todo lo que necesitas saber

El 90% de las mujeres han sufrido alguna vez escozor vaginal. En muchos casos, el escozor vaginal es tan molesto que no permite hacer una vida normal: caminar, sentarse, cruzar las piernas, y tener relaciones sexuales.

Sólo una mujer puede entender esa sensación.

El escozor vaginal es uno de los problemas que más preocupa a las mujeres en su zona íntima. Es un síntoma muy común que afecta a mujeres de todas las edades.

El escozor vaginal es una sensación horrible que se necesita aliviar rápidamente

Muchas mujeres que padecen esta molestia no acuden al médico por vergüenza, a pesar de que es molesto y desagradable.

¿Cuáles son las causas del escozor vaginal?

La causa más común del escozor vaginal son las infecciones por bacterias o por hongos. También puede producir escozor vaginal alergias de contacto, llevar ropa interior de materiales sintéticos, ropa ajustada, utilizar ropa interior sintética, usar geles íntimos inespecíficos con jabón, uso de preservativos.

Normalmente los escozores van acompañados inflamación de los labios vaginales, picores, aumento del flujo vaginal y cambio de densidad y olor. En los casos más extremos puede ser casi imposible tener relaciones sexuales.

Se debe acudir a la consulta del médico de cabecera o ginecólogo para que haga una revisión y determine la causa exacta del problema e indique un tratamiento adecuado.

No es recomendable automedicarse, ya que se podrían camuflar con algún medicamento los síntomas de una infección por bacterias u hongos, llegando a ser más grave.

Ante una infección por bacterias, el médico elegirá entre antibióticos orales o en crema; y ante una infección por hongos elegirá antimicóticos orales, en crema o en óvulos.

El excesivo mal uso de los antibióticos y antimicóticos, ha llevado a la aparición de resistencias bacterianas y fúngicas, lo que ha hecho necesario la investigación y desarrollo de nuevos tratamientos con probióticos de administración vaginal (colonización directa) y oral (colonización vía recto), como preventivos y coadyuvantes al tratamiento.

Estos tratamientos con probióticos están demostrando gran eficacia y ya están sustituyendo a los tratamientos farmacológicos.

El uso de Actifemme® Dúo en la prevención o tratamiento de vaginosis bacteriana, combinado con el antibiótico o antimicótico incrementará la garantía de éxito del tratamiento.

Si el escozor lo está provocando una enfermedad de transmisión sexual, el médico elegirá un tratamiento farmacológico u potro dependiendo de la enfermedad.

En este caso es importante la pareja trate de evitar que la patología pase de uno a otro usando preservativos o abstinencia.

Para prevenir el escozor vaginal hay que tener una adecuada higiene íntima, utilizando geles de higiene íntima de gama alta, como  Actifemme® Íntimo.

Actifemme® Íntimo es el único gel de higiene íntima de uso diario y sin jabón con 5 propiedades en un solo producto: protege, calma, hidrata, desodoriza y regula el pH de la zona íntima.

Además, debes vestir prendas de tejidos naturales, evitar la sudoración excesiva, evitar el sobrepeso y el estreñimiento, no tener mucho tiempo el bañador puesto, etc.

Otras lecturas que también te pueden interesar

Endometriosis, todo lo que tienes que saber

La endometriosis es una enfermedad que tiene una incidencia bastante elevada en mujeres en edad reproductiva, pero que muchas veces puede pasar desapercibida por la inexistencia de síntomas.

Prurito Vulvar, ¿Qué és?

El prurito vulvar o vaginal es sólo un síntoma de algunas enfermedades ginecológicas, como por ejemplo la infección por hongos o bacterias.

Los mejores artículos para la mujer actual

Tranquila, no enviamos spam