¿Cuáles son los síntomas de la vaginosis bacteriana?

¿Cuáles son los síntomas de la vaginosis bacteriana (VB)?

La vaginosis bacteriana (VB) es una afección vaginal que puede producir flujo anormal, incomodidad, ardor, mal olor o picor y que se debe principalmente un crecimiento excesivo de ciertos tipos de bacterias en la vagina.

Anteriormente, la condición se llamaba Gardnerella Vaginitis, debido a que se pensaba que eran únicamente éstas las bacterias que la causaban. Sin embargo, el nombre actual, Vaginosis Bacteriana (VB), refleja el hecho de que existen múltiples tipos de bacterias diferentes que viven naturalmente en el área vaginal y pueden crecer en exceso.

Muchas mujeres con vaginosis bacteriana (VB) no experimentan ningún síntoma o signo de infección. Aun así, cuando lo hacen suelen ser:

  • Cantidad anormal de secreción vaginal
  • Secreción delgada y de color blanco grisáceo.
  • Olor desagradable a pescado.
  • Dolor después de practicar relaciones sexuales o al orinar.

En ocasiones, la secreción vaginal y el mal olor pueden ser más intensos después de tener relaciones sexuales.

Asimismo, de estar presentes, los síntomas de la vaginosis bacteriana (VB)  pueden ocurrir en cualquier momento del ciclo menstrual, incluso antes, durante o después de la regla. La cantidad de flujo vaginal que se considera normal varía de mujer a mujer, por lo tanto, es indispensable acudir a un médico para evaluar los síntomas, cualquier grado de flujo vaginal y el tratamiento adecuado.

Datos importantes acerca de la vaginosis bacteriana (VB)

La vaginosis bacteriana (VB) es una condición vaginal anormal que se caracteriza por la secreción y se debe a un crecimiento excesivo de bacterias atípicas en la vagina. No se trata de una infección bacteriana como tal, sino de un desequilibrio de las bacterias que normalmente están presentes en la vagina.

Estos son otros datos interesantes acerca de la condición:

  • La vaginosis bacteriana (VB) no es peligrosa, pero sus síntomas pueden ser incómodos e inquietantes.
  • La mayoría de las mujeres no experimentan síntomas de vaginosis bacteriana (VB), pero cuando lo hacen normalmente presentan flujo vaginal anormal y mal olor.
  • Al momento de diagnosticar la vaginosis bacteriana (VB), es importante excluir otras infecciones vaginales graves, como las enfermedades de transmisión sexual, la gonorrea o la clamidia.
  • Las complicaciones graves de la vaginosis bacteriana (VB) pueden ocurrir durante el embarazo, y las reinfecciones pueden ocurrir incluso después de un tratamiento exitoso.
  • Las opciones de tratamiento para el alivio de la vaginosis bacteriana (VB)  incluyen antibióticos orales prescritos y geles vaginales. Actifemme® Dúo, compuesto de probióticos orales y vaginales, ayuda a reducir las reinfecciones, así como prevenir y tratar la vaginosis bacteriana (VB).

¿Cuáles son las causas más comunes de la vaginosis bacteriana (VB)?

Es posible que la vaginosis bacteriana (VB) se produzca debido a una combinación de múltiples bacterias que viven normalmente en la vagina. Generalmente a causa de una reducción en el número de bacterias buenas (lactobacilos productores de peróxido de hidrógeno) y, de manera simultánea, de un aumento en la concentración de otros tipos de bacterias, especialmente las bacterias anaerobias, también llamadas bacterias nocivas ya que crecen en ausencia de oxígeno.

Se han identificado ciertos factores de riesgo que aumentan las posibilidades de desarrollar vaginosis bacteriana (VB), estos son algunos de ellos:

  • La práctica relaciones sexuales sin protección con una o varias parejas.
  • El uso de DIU (Dispositivos Intrauterinos) para el control de la natalidad.
  • La reacción a tratamientos con antibióticos.
  • El uso de duchas vaginales o geles no específicos que pueden irritar y modificar el pH de la vagina.
  • El tabaco u otros hábitos.

¿Cómo prevenir la vaginosis bacteriana (VB)?

A pesar de que la vaginosis bacteriana (VB) es una infección frecuente en las mujeres, mediante una serie de pautas es posible prevenir su desarrollo, como por ejemplo evitar las duchas vaginales no específicas, utilizar el preservativo como método anticonceptivo al momento de practicar sexo y limitar el número de parejas sexuales.

Llevar una dieta equilibrada, evitar el estrés y llevar a cabo una buena higiene íntima es fundamental para minimizar el riesgo de contraer esta y otras infecciones.

Los especialistas recomiendan a las mujeres el uso de tratamientos específicos.. Actifemme® DÚO es el primer tratamiento sinérgico del mercado Español para las infecciones vaginales, picor vaginal, vaginosis bacteriana, candidiasis vaginal y recurrente, que actúa doblemente: vía vaginal y vía oral (para evitar o eliminar el crecimiento de patógenos en el intestino).

Enviar una respuesta

Los mejores artículos para la mujer actual

Tranquila, no enviamos spam