ETS, una tendencia negativa para la que hay que estar prevenida

Las enfermedades de transmisión sexual (ETS) son infecciones que se contagian de una persona a otra durante el sexo vaginal, anal u oral. Son muy comunes, y muchas personas que las tienen no presentan síntomas.

Las ETS pueden ser peligrosas, pero la buena noticia es que cada vez es más fácil hacerse la prueba y que la mayoría de estas enfermedades son fáciles de tratar.

Algunas infecciones sexuales de transmisión sexual (ETS) como clamidias, condilomas, papilomas y herpes genitales están aumentando alarmantemente durante los últimos años, especialmente entre los jóvenes.

Cualquier persona puede estar infectada con ETS y por ello hay que usar los medios anticonceptivos que nos permiten evitar este tipo de circunstancias.

¿Es necesaria una educación sexual temprana?

Concienciar a los jóvenes para que tengan una vida sexual sana es necesario para luchar contra el aumento de las enfermedades de transmisión sexual.

Las personas más idóneas para la educación sexual son los padres. Aunque no es un tema muy tratado entre padres e hijos por pudor o vergüenza, es algo que deberíamos hacer ya que aunque no aparezca en los medios de comunicación de manera alarmante, es un problema que está en nuestra sociedad y va creciendo silenciosamente.

Los padres debemos ser conscientes del bien que les haremos a nuestros hijos, y debemos pensar muy bien qué decir antes de hablar con ellos, así podremos salir airosos ante preguntas comprometidas

¿Cuándo es el momento más acertado para hablar con ellos de la sexualidad?

Las conversaciones sobre sexualidad deben comenzar desde la infancia, adaptando el lenguaje a la edad de nuestro hijo.

Aunque no lo creamos nuestros pequeños hablan entre ellos de sexualidad desde muy pequeños. Alrededor de los 4 años empiezan a descubrir su cuerpo y el de sus compañeros de colegio y padres. Quieren saber para qué sirven las diferentes partes.

Siempre es mejor que les expliquemos nosotros los diferentes temas, que lo aprendan de oídas.

¿Cuáles son las enfermedades de transmisión sexual están aumentando?

El  aumento que se está observando en España de las enfermedades de transmisión sexual es bastante significativo.

A pesar de la cantidad de información que hay relacionada con este tipo de enfermedades, parece que los ciudadanos no se toman demasiado en serio las advertencias y el repunte que está sucediendo empieza a preocupar a las autoridades sanitarias.

  • La Clamidiasis es una infección bacteriana muy común que se trata fácilmente con antibióticos. La mayoría de las personas con clamidiasis no presenta síntomas por lo que puede que ni siquiera sepan que están infectadas y contagiar a otras personas fácilmente. La clamidiasis se transmite a través del sexo vaginal, anal u oral. La bacteria se encuentra en el semen, líquido pre-eyaculatorio y secreciones vaginales. La clamidia puede infectar el pene, la vagina, el cuello uterino, el ano, la uretra, los ojos y la garganta. Si no se trata, puede acarrear problemas de salud graves en el futuro.
  • Las Verrugas Genitales son comunes y son causadas por ciertos tipos del virus del papiloma humano (VPH). Aparecen en la piel que rodea los genitales y ano. Son molestas, pero se pueden tratar y no son peligrosas. La mayoría de las veces desaparecen solas.

Se contagian por el contacto piel con piel durante el sexo vaginal, anal u oral. Las verrugas genitales pueden contagiarse incluso sin que haya eyaculación y sin que el pene penetre en la vagina o el ano. Puedes transmitirlas aun cuando no tienes verrugas ni otros síntomas visibles, aunque es menos frecuente. La madre puede transmitirlas al bebé durante el parto, si es vaginal, aunque es bastante raro. Las verrugas genitales son diferentes de las verrugas que aparecen en cualquier otra parte del cuerpo.

Quizá hayas escuchado que algunos tipos de VPH pueden provocar cáncer, pero NO son los mismos que causan las verrugas genitales.

  • La Gonorrea es una infección bacteriana muy común que afecta especialmente a adolescentes y personas de entre 20 y 30 años que se cura fácilmente con antibióticos. Se transmite por vía sexual y la mayoría de las personas que la padecen no tienen síntomas de modo que es posible que no sepan que están infectadas y puedan contagiar a otras personas.

Si no se trata, puede acarrear problemas de salud graves en el futuro.

Por lo general, la gonorrea se contagia el semen el líquido preeyaculatorio y las secreciones vaginales entran en contacto con los genitales, el ano o la boca o ingresan en estos. La gonorrea se transmite aun cuando el pene no penetra completamente en la vagina o el ano.

Las vías principales de contagio son el sexo vaginal, el sexo anal, o el sexo oral.

  • La Hepatitis B es una infección que afecta al hígado causada por un virus (llamado virus de la hepatitis B o VHB). Se puede transmitir a través de las relaciones sexuales. Puedes protegerte vacunándote contra la hepatitis B y usando preservativo.

La hepatitis B es muy contagiosa, grave y no tiene cura. Se trasmite por contacto con el semen, secreciones vaginales, sangre y orina. Puedes contagiarte por:

  • Tener sexo vaginal, anal u oral sin protección.
  • Compartir cepillos de dientes y cuchillas de afeitar.
  • Compartir agujas, tatuajes o perforaciones, etc.
  • Con sangre infectada con el virus de la hepatitis B

Si la madre está infectada puede transmitirle la enfermedad al bebé durante el parto.

  • El Herpes es un virus común que provoca erupciones en los genitales y la boca. Puede ser molesto y doloroso pero, por lo general, no acarrea problemas graves de salud.

El herpes una infección muy común que permanece en el organismo de por vida. Se calcula que el 10% de la población española tiene herpes genital y casi la mitad herpes bucal.

El herpes puede hacer que aparezcan erupciones en y alrededor de la vulva, la vagina, el cuello uterino, el ano, el pene, el escroto, las nalgas, la cara interna de los muslos, los labios, la boca, la garganta y, rara vez, en los ojos.

El herpes se contagia por el contacto de piel a piel con áreas infectadas, con frecuencia durante el sexo vaginal, oral, anal y al besarse. El herpes provoca brotes de ampollas o erupciones dolorosas que causan picor, que aparecen y desaparecen. Muchas personas con herpes no notan las erupciones o las confunden con otra cosa, por lo que no saben que están infectadas. Puedes transmitir el herpes aun cuando no tengas los síntomas.

El herpes no tiene cura, pero hay medicamentos que calman los síntomas y que disminuyen las posibilidades de contagiar el virus a otras personas. Lo positivo es que los brotes suelen ser menos frecuentes a medida que pasa el tiempo y, aunque en ocasiones puede ser incómodo y doloroso, el herpes no es peligroso

  • El VIH es el virus que causa el SIDA. VIH significa virus de inmunodeficiencia humana. El VIH daña el sistema inmunitario, es más fácil enfermarse de gravedad e incluso morir a causa de infecciones que el cuerpo normalmente podría combatir. El VIH se contagia a través de las relaciones sexuales orales, vaginales y anales sin protección, los preservativos ayudan a evitar el contagio. También puedes contraer VIH a través de sangre infectada. Una vez contraído, el virus del VIH permanece en el cuerpo de por vida. No existe cura para el VIH, pero hay medicamentos que ayudan a mantener el virus a raya y disminuyen las posibilidades de que contagies a otras personas.
  • El Virus del papiloma humano o VPH. Es la infección sexualmente transmitida más común que existe. Por lo general, el VPH es inofensivo y desaparece espontáneamente, pero algunos tipos pueden provocar verrugas genitales o cáncer. El mejor método de protección es el preservativo.

Existen alrededor de 40 tipos de VPH, que pueden afectar a la zona genital, boca y garganta. Estos tipos de VPH se propagan durante el contacto sexual.

Las infecciones genitales por VPH son muy comunes. De hecho, casi todas las personas sexualmente activas se contagian con el VPH en algún momento de su vida. La mayoría de las personas con VPH no tienen síntomas y se sienten perfectamente bien, por lo que generalmente si ni siquiera saben que están infectadas.

  • La  Sífilis es una enfermedad muy común que se propaga a través del sexo vaginal, anal y oral.

La sífilis provoca llagas en el área genital. Estas llagas no son dolorosas, pero pueden infectar fácilmente a otras personas. El mejor método de protección es el preservativo.

La sífilis puede curarse de forma sencilla con medicamentos si se trata tempranamente. Pero sin tratamiento, puede conllevar problemas realmente graves y permanentes como daño cerebral, parálisis y ceguera.

  • La Tricomoniasis es una enfermedad que se cura con antibióticos. Es muy común, y la mayoría de las personas no tienen síntomas. Está causada por un parásito que se transmite por vía sexual: pene, vagina, ano y boca. El mejor método de protección es el preservativo.

No suelen existir síntomas, de modo que es posible que ni siquiera sepas que estás infectado y contagiarte. Cuando hay síntomas, el más común es la vaginitis. La vaginitis se caracteriza por irritación en tu vagina o vulva. La tricomoniasis también puede afectar la uretra. Los signos de la tricomoniasis incluyen irritación y picazón, flujo con mal olor y ganas de orinar frecuentes o dolorosas.

¿Cómo podemos evitar contraer una enfermedad de transmisión sexual?

Estos son los métodos más importantes que debes tener en cuenta para evitar las enfermedades de transmisión sexual.

  • Métodos anticonceptivos

El preservativo es el único método anticonceptivo que realmente evita contagiarse de la mayoría de las enfermedades de transmisión sexual.

Cuando tengas relaciones sexuales con alguien, lo ideal es que uséis preservativo para evitar tener cualquier “sorpresa” y que, por supuesto, no sufras el estrés de la incertidumbre.

  • Escoge bien a tus compañeros sexuales

Cuando vayas a tener relaciones sexuales con alguien deberías saber si esa persona ha tenido prácticas de riesgo con otras personas. No usar los métodos anticonceptivos o escoger mal a tu compañero sexual puede ser el peor de los enemigos que tengamos.

  • Estar informado

Estar informado es la mejor manera de evitar este tipo de sustos. No dejes de leer toda la información veraz que caiga en tus manos.

¿Por qué es tan importante evitar las enfermedades de transmisión sexual?

Aunque algunas enfermedades de transmisión sexual pueden ser pasajeras, otras pueden afectarte durante toda la vida.

Enviar una respuesta

Los mejores artículos para la mujer actual

Tranquila, no enviamos spam