La expectativa como origen de la frustración

La expectativa como origen de la frustración

Los psicólogos están cada vez más de acuerdo que la adquisición y trabajo de la expectativa como origen de la frustración es una de las principales causas de desmotivación en la actualidad.

Para ayudarte con este tipo de mecanismo psicológico y puedas así obtener una vida más sana y feliz, en este artículo te explicamos los tres principales tipos de expectativas más comunes, y la manera más acertada de hacerles frente.

El mecanismo de los sesgos cognitivos: ¿Qué tipos de expectativas podemos crear internamente?

La mayoría de las idealizaciones en nuestro camino diario tienen su origen en los múltiples subconceptos que albergamos por dentro. Esta realidad depende en gran medida de nuestra propia formación y crecimiento, pues desde niños, el entorno en el hogar, los amigos y escuela influyen de manera notable para la creación de importantes recuerdos y acciones que sojuzgan a nuestros posteriores criterios.

El problema con este tipo de expectativas es que consideran redefinir a la propia percepción exigiendo límites superiores a nuestra capacidad. La aceptación grupal o social suele ser el objetivo más reconocido de estas.

Este tipo de percepciones pueden ser controladas solo si eres capaz de reconocer la diferencia existente entre la valoración propia y las auténticas capacidades de los demás. Como mujeres, es habitual que queramos ser casi perfectas y exigir a nuestros amigos y pareja un grado semejante de desarrollo.

Lo que mejor podemos hacer es aprovechar la energía que gastamos en reparar lo irreparable y canalizarla así hacia esfuerzos constructivos basados únicamente en la razón.

La expectativa como origen de la frustración: Cuando nuestras idealizaciones descansan sobre agentes externos

En este segundo tipo de expectativas, la frustración se origina cuando el proceso de construcción de la realidad difiere en cuanto nos exponemos a determinadas circunstancias de la vida, como ocurre en el caso de los estudios, trabajo, pareja y demás proyectos sociales.

La frustración se desencadena cuando nos damos cuenta que la inversión realizada en dicho movimiento se ha desviado hacia otro foco de atención fuera de nuestro alcance. En la vida moderna la expectativa como origen de la frustración también ocurre frecuentemente en el plano laboral y empresarial. Los psicólogos de pareja reconocen lo frecuente que puede ser el colocar expectativas en el cónyuge que pocas veces suelen coincidir.

Las experiencias negativas, a pesar de sus resultados siempre conllevan un importante aprendizaje, resulta imprescindible por tanto que veamos la vida como un camino en el cual nunca nos dejamos de enriquecer.

Nunca releguemos nuestra experiencia al borde de nuestros mecanismos de percepción, utilizando particulares calificativos para nuestras desventajas. Ninguna experiencia por desventurada que sea resultara lo suficientemente ineficaz como para justificar que de dicho momento pueda extraerse una enseñanza de provecho.

La expectativa como proceso somático e inconsciente: ¿Cómo ocurre este mecanismo de percepción?

A pesar de ser muchas veces conscientes de nuestras propias limitaciones, es conocido que el proceso de formulación de expectativas puede ser controlado y procesado, es decir, hacer físicamente posible la sustitución de nuestras idealizaciones generales por otras más factibles y creíbles.

Este es el tercer tipo de expectativa, las “irrealidades somáticas” que ocurren cuando nos negamos a dicho tipo de transacción, a creer por tanto que el planteamiento de metas objetivas disminuye la capacidad de enfoque en nuestras metas, y que estas debería ser por tanto un perfecto reflejo de todo aquello que nos identifica por dentro.

Psicológicamente se considera que la más óptima manera para hacer frente a este tipo de dolencias es mediante el uso de la reconocida técnica de la “conciliación de autoimagen”, mecanismo mediante el cual podrás ser capaz de ajustar tus valores, propias capacidades, desempeños y expectativas a un concepto más objetivo de tu persona en relación directa con la realidad en la cual de té desenvuelves.

Una adecuada ayuda psicológica te orientará en el necesario proceso de liberación de energía negativa, como mujer es importante que te encuentres siempre feliz y radiante, por lo que dejar atrás todos los obstáculos te ayudara a levantarte cada vez con mayor fuerza.

Conclusiones Finales: La expectativa como parte de la motivación.

El realismo es una capacidad que todos los seres humanos podemos desarrollar eficazmente, se trata de un continuo motivo de aprendizaje y canalización de muchas experiencias y recuerdos, se trata de pensar y establecer parámetros en los cuales el logro de los resultados sea admitido en la escala de lo que para nosotros es posible. Después de todo la confianza en ti misma será la clave que requerirás para dejar de ver una vez por todas a la expectativa como origen de la frustración.

Otras lecturas que también te pueden interesar 

> Mindfulness: Aquí y ahora

Todo lo que necesitas saber del Mindfulness

¿Por qué la mayoría de las infecciones de orina se dan en mujeres?

¿Por qué la mayoría de las infecciones de orina se dan en mujeres? Te lo explicamos al detalle.

Enviar una respuesta

Los mejores artículos para la mujer actual

Tranquila, no enviamos spam