Lo que debes saber del rejuvenecimiento vaginal

Lo que debes saber del rejuvenecimiento vaginal

Cada vez es más frecuente escuchar sobre los procedimientos quirúrgicos que se ocupan de corregir algunos problemas que pudiese tener la vagina o sencillamente por razones estéticas. El caso es que si antes una vaginoplastia, que así es el nombre de esta intervención, podría ser considerada un tema “tabú”, ciertamente se ha convertido en una procedimiento con creciente demanda en todo el mundo.

Hay múltiples factores que pueden provocar problemas funcionales en la vagina, y para muchos de ellos se recomienda la realización de una vaginoplastia. Es que no es sólo una cuestión de vanidad y para mejorar su aspecto, sino que esta operación puede evitar múltiples problemas de salud en esa delicada área.

Pérdida de tono muscular

La elasticidad y el tono muscular de la vagina puede irse perdiendo por varios factores y precisamente la vaginoplastia está indicada para tratar ese problema. El paso de los años, el ascenso o descenso brusco de peso y múltiples partos son algunas de las causas que pueden provocar esta pérdida de elasticidad.

La mala noticia es que cuando se debilitan los músculos que soportan los órganos pélvicos pueden aparecer patologías asociadas a esta debilitación. Es el caso del prolapso uterino, que provoca la caída y desplazamiento de la vejiga.

También puede provocar una cierta incontinencia urinaria y afectar el normal desempeño de la función sexual. Es decir, puede experimentarse dolor durante el coito e incluso afectar la calidad y frecuencia de los orgasmos.

¿En qué consiste la vaginoplastia?

El procedimiento quirúrgico conocido como vaginoplastia se refiere en general a la reconstrucción de la vagina por estética o para recuperar parte de la tonicidad muscular que ha podido perderse.

Durante la operación, que dura poco más de dos horas, se busca entonar los músculos vaginales, dándoles mayor fuerza. El músculo que puede estar estirado en la parte posterior de la vagina se acorta y se elimina parte de la piel.

La operación puede realizarse con anestesia general o con anestesia local y sedación, dependiendo del criterio médico que imperará en cada caso. Las cicatrices que pudiesen resultar del procedimiento son mínimas.

¿Por qué realizar una vaginoplastia?

Los motivos para optar por esta cirugía son variados. En algunos casos, las pacientes tendrán una motivación puramente estética, mientras que otros podrían realizarse por salud. En algunas ocasiones, mujeres obesas se han realizado el procedimiento.

Lo cierto es que lo más indicado antes de realizar cualquier procedimiento quirúrgico es que se consulten los motivos con el profesional de salud de confianza, quien será el encargado de indicar los pros y los contras que pudiese tener una determinada intervención.

Procedimientos

Hay varios procedimientos quirúrgicos que se pueden realizar en el área. Cada uno de ellos se aplica para mejorar diferentes áreas dentro de la vagina.

  • Labioplastia: Este procedimiento quirúrgico está ideado principalmente para mejorar el aspecto de los labios. El cirujano podrá inyectar grasa de otras zonas del propio paciente para eliminar algunas arrugas. Esto porque algunas mujeres pueden tener sus labios vaginales demasiado finos o arrugados o flácidos. En otros casos, se realizará una reducción en el tamaño de los labios menores. Hay algunas mujeres que sufren inflamación o molestias para hacer ciertos ejercicios por el tamaño de los labios y esta intervención les ayudaría a mejorar su calidad de vida.
  • Lipoplastia vulvar: A través de este tipo de intervención se puede reducir el exceso de grasa presente en el monte de Venus y la parte superior de los labios mayores.
  • Perineoplastia: Está recomendada para no sólo mejorar la apariencia de la zona vaginal, sino también para fortalecer los músculos de la zona perineal. Con el procedimiento se reafirmará la vulva.
  • Himenoplastia: Puede ser que factores genéticos o múltiples partos hayan hecho que se pierda la elasticidad. En este caso, la himenoplastia reconstruye parte del himen y se ocupa de estrechar el canal vaginal.
  • Reconstrucción del clítoris: Es una cirugía indicada para el embellecimiento del clítoris, pero también para quienes han sufrido la ablación o extirpación de clítoris. La intervención permite tener un goce pleno de la sexualidad.

Procedimiento láser

A través de la tecnología láser, se han creado procedimientos para mejorar la laxitud vaginal y la incontinencia de manera menos invasiva. Este procedimiento restaura las paredes de la cavidad vaginal de manera ambulatoria y sin anestesia.

El sistema emite dióxido de carbono sobre las paredes vaginales, logrando que se estimule la creación de colágeno y elastina en la zona. Dependiendo de cada caso, se pueden realizar dos o más sesiones totalmente indoloras.

Otras lecturas que también te pueden interesar 

> Picor vaginal, cómo aliviar los síntomas

Todo lo que necesitas saber del picor vaginal.

¿Por qué la mayoría de las infecciones de orina se dan en mujeres?

¿Por qué la mayoría de las infecciones de orina se dan en mujeres? Te lo explicamos al detalle.

Enviar una respuesta

error: Todo el contenido está protegido. Tu ip e identidad está siendo registrada.

Los mejores artículos para la mujer actual

Tranquila, no enviamos spam