Lo último en manicura, ¿Por qué tan de moda las uñas permanentes?

La moda de las uñas permamentes

De un tiempo a esta parte seguro que has notado el boom de las uñas con diseños. La manicura y pedicura siempre han tenido cierta tendencia dentro de la sociedad actual, pero recientemente se ha incrementado y han ido un paso más allá, poniéndose de moda las uñas largas, artificiales y con diseños extravagantes.

Si tú también eres de las que les gustan las uñas cuidadas y a la última, sigue leyendo que te contamos todo lo que puedes hacer.

Pintarnos las uñas ha sido siempre, para la mayoría, una tarea para hacer en casa, ahora, sin embargo, hay salones de estética de uñas a cada paso que damos. Esto se debe a que el método que hasta ahora hemos utilizado ha quedado un poco obsoleto, las uñas de gel, de porcelana o acrílicas han sustituido por completo al método tradicional.

¿Cómo sé que tipo de manicura me conviene?

manicura Si te has hecho la manicura en casa alguna vez, sabrás que no es nada fácil conseguir un buen resultado; no solemos esperar el suficiente tiempo para que se sequen correctamente, nos salimos y acabamos pintándonos el dedo o se nos desconchan a los dos días.

Si quieres llevar una manicura perfecta, duradera y a la última te contamos las ventajas y los inconvenientes de cada tipo, para que puedas decir qué manicura va más contigo.

Por un lado, tenemos lo que conoce como manicura semipermanente, que hace referencia al uso de un esmalte permanente sobre la uña normal. Es una forma de garantizar la durabilidad del color o diseño sin modificar la forma natural de la uña. Se utilizan productos especiales y la lámpara de luz ultravioleta para sacarlo. Depende de la persona pero puede durar perfecta entre 2 y 3 semanas.

Por otro lado, encontramos las uñas permanentes, que hace referencia al tipo de manicura que implica una modificación del aspecto normal de la uña, puedes hacerla más larga, más gruesa o con textura. Su duración es bastante extensa y existen diferentes tipos; acrílicas, de gel o de porcelana.

Uñas acrílicas

Este tipo de manicura da como resultado unas uñas muy duradera si se realizan de la forma correcta, pudiendo alcanzar hasta los 6 meses. Se realizan con acrílico (combinación de un líquido elaborado a base de plástico y un polímero en polvo).

El mantenimiento es importante, se debe acudir a retocar las uñas cada 2 – 3 semanas, en función del crecimiento y el deterioro de tu uña. Podrás rellenar la zona que te haya crecido nueva, corregir algún deterioro o cambiar el color y la decoración.

Aunque son un poco más caras que las de gel, merecen la pena si tienes las uñas débiles y se te rompen con facilidad ya que son más resistentes y dañan menos tu uña natural al llevar una falsa como intermediaria.

Si necesitas cambiarlas o decides dejar de llevar esa manicura, aunque es más fácil de retirar que otros tipos, lo recomendable es acudir a un sitio especializado para que lo hagan.

Uñas de gel

Estas uñas son las que consiguen un acabado más natural de las tres. Están elaboradas con una masa que se aplica sobre la proceso-manicura-permamente uña y que hay que secar dentro de una lámpara de luz ultravioleta para que se seque. Una vez están secas, se procede a darles formas con la lima.

Este tipo de manicura es la más duradera debido a la flexibilidad de sus materiales, pero a la vez resulta la más dañina para la salud de la uña natural.

Al igual que en las acrílicas, se debe acudir a las 2 – 3 semanas para retocarlas y rellenar la parte nueva que haya crecido.

También podrás cambiar el diseño o color que hayas escogido. Este tipo son las más baratas del mercado actualmente.

Uñas de porcelana

Este tipo de manicura es la más cara de los tres y se debe a sus materiales, se utiliza una mezcla de un polímero en estado solido y un monómero en formato líquido. Esta mezcla se coloca encima de la uña y la manicurista va moldeando hasta crear la forma deseada.

Al igual que en las demás, necesitarás acudir a las 2 – 3 semanas para retocar la parte de crecimiento de tu uña. Su aspecto luce mucho más natural, aunque se debe tener cuidado, pues al estar hechas con un material rígido pueden romperse con facilidad.

En lugar de todo este proceso, también existe la uña de porcelana prefabricada que resulta mucho más sencilla de colocar.

Está claro que esta tendencia ha llegado para quedarse, al final se trata de decidir si es algo que te gusta llevar o no, hay muchísimas opciones de diseños y seguro que encuentras el que vaya más contigo.

Lo que sí es muy importante es asegurarte de que te las haces en un sitio que trabaje adecuadamente y con productos que no sean dañinos para la uña y la piel.

¿y tú? ¿has probado las uñas permanentes?

Quizás también te interese este artículo ¿sabes qué son las piernas de fresa?

Los mejores artículos para la mujer actual

Tranquila, no enviamos spam