Cómo mantener una correcta higiene íntima

Medidas para mantener una correcta higiene íntima

Recientemente hemos vivido una gran polémica en las redes sociales cuando un ginecólogo respondía a una de las preguntas sobre sexo oral de una seguidora, recomendando la realización de duchas vaginales con un enjuague bucal. Han sido mucho/as lo/as profesionales que han salido a criticar y hablar de los riesgos que podría suponer para la salud vaginal este tipo de prácticas.

El uso de productos que no estén indicados especialmente para la zona íntima puede suponer un importante riesgo para la misma. El enjuague bucal, al igual que otros muchos productos, no cuenta con un pH apropiado para la vagina, por lo tanto no debería utilizarse en esa zona.

¿Qué ocurre si se usan productos no apropiados en la zona vaginal?

mantener-una-correcta-higiene-intima Aunque va cambiando a lo largo de las etapas de la vida, el pH vaginal de una mujer en edad fértil es de 4’5 (pH ácido). Cuando utilizamos productos con otro tipo de pH, más neutro o alcalino como en la mayoría de los productos, la principal afectada es la microbiota o flora vaginal.

La microbiota vaginal es un ecosistema constituido por microorganismos que habitan a lo largo del aparato ginecológico. Su equilibrio contribuye a mantener la salud de la zona, ya que cuando se altera el equilibrio se producen infecciones.

Este complejo ecosistema está compuesto por más de 200 especies de bacterias diferentes entre las que predomina el género Lactobacilos. Los Lactobacilos son un importante mecanismo de defensa, sobre todo porque producen, entre otras sustancias, ácido láctico, que mantiene el pH ácido en el medio, lo cual impide el sobrecrecimiento del resto de las bacterias que producen infecciones.

Cuando se rompe el equilibrio en la flora vaginal, se pierden lactobacilos y se altera el pH, algunos microorganismos pueden llegar a transformarse en patógenos (si alcanzan proporciones superiores al grado de normalidad que les corresponde) y pueden desencadenarse alguna enfermedades como las infecciones vaginales.

Las infecciones más comunes son la vaginosis bacteriana (A. vaginae, clostridiales y G. vaginalis) y la vulvovaginitis candidiásica. Por ello, mantener una correcta higiene íntima, que respete el pH vaginal, es necesario para garantizar el equilibrio de la microbiota vaginal.

De esto reside que existan geles o jabones específicos para esta zona del cuerpo. Al igual que no utilizas el mismo producto para lavar el pelo y el cuerpo, tampoco debes utilizarlo para la vagina.

Medidas para una correcta higiene íntima

Como ya hemos dicho, mantener en equilibrio la microbiota o flora vaginal es primordial para mantener una correcta higiene íntima. Si te preguntas que más cosas puedes hacer, te contamos algunas a continuación.

Utilizar un gel o jabón con pH adecuado para la vagina. Existen numerosos productos de este tipo, pero a veces, no todos cumplen los requisitos necesarios o no son del todo adecuados para esta higiene. Por ejemplo, Actifemme® Íntimo, es un gel de higiene íntima, suave, sin jabón, para el cuidado íntimo diario. Su uso resulta especialmente adecuado en aquellas situaciones que requieren lavados frecuentes. Con pH 4’5, Actifemme® Gel Íntimo ha sido ginecológica y dermatológicamente testado. Sin parabenos. Sin colorantes. Sin alérgenos.  Actúa en 5 formas: protege, calma, hidrata, desodoriza y regula el pH. Actifemme® Íntimo es una buena opción para mantener una correcta higiene íntima.

Evitar productos químicos. Hay otros productos químicos como los detergentes o desodorantes vaginales que pueden repercutir en la flora bacteriana. Es recomendable lavar la ropa interior separada del resto de la colada y con un detergente que sea suave y no dañino.

Ropa interior de algodón para mantener una correcta higiene íntima. Algunos tejidos o materiales también pueden alterar el pH pues su composición no deja traspirar bien la zona. Por el mismo motivo, es mejor utilizar ropa que sea suelta, que no oprima y deje transpirar a la zona.

Lavarse las manos antes de lavarnos la zona íntima sirve para mantener una correcta higiene íntima, pues así evitaremos trasladar patógenos.

A la hora de limpiarse en el baño, se debe hacer siempre hacia atrás, así evitamos arrastrar las bacterias fecales hacia la vagina.

Para mantener una correcta higiene íntima se debe secar siempre bien la zona. Tanto al salir de la ducha como al salir de la playa o piscina, debemos secarnos bien, incluso cambiarnos el bañador, pues la humedad favorece el crecimiento de ciertos patógenos.

actifemme-óptima Cuando se produce una pequeña alteración en la microbiota o flora vaginal, sin llegar a producirse una infección, el picor o escozor vaginal suelen ser los primeros indicios o muestra ello. Para prevenir que se desarrolle la infección, existen algunos complementos alimenticios elaborados a base de probióticos que pueden ayudar, como es el caso de Actifemme® Óptima, que contiene 3 Mil Millones de probióticos con evidencia clínica de mejoría de la vaginosis bacteriana y el picor vaginal.

Además, para aumentar el efecto de este probiótico oral y ayudar a proteger y recuperar la microbiota vaginal, se recomienda usar a diario Actifemme® Íntimo.

COMPRAR >

¿Existen productos similares a Actifemme®Óptima?

No

La formulación es única y exclusiva. No se puede sustituir por ningún otro producto, ya que no tendrá la misma fórmula ni efecto.

Puede encontrar los productos en cualquier farmacia de España. Si no disponen de ellos en ese momento, la farmacia lo puede encargar y tenerlos a su disposición en 4/24h.

Los mejores artículos para la mujer actual

Tranquila, no enviamos spam