Método Sakuma ¿Has probado esta nueva técnica para tonificar?

Método Sakuma ¿Has probado esta nueva técnica para tonificar?

Método Sakuma ¿Te suena? Si no has oído hablar sobre este innovador método para perder volumen, no te preocupes que te lo contamos todo a continuación.

Este método consiste en una ser de tablas de ejercicios planificadas con el fin de alcanzar objetivos de tonificación y remodelación, dedicando 5 minutos de ejercicio al día, durante 2 semanas.

Con el método Sakuma se aprende a utilizar correctamente los músculos del torso, notando los cambios en tu organismo con solo 5 minutos de ejercicio al día y sin tener que preocuparse por el efecto rebote. método-sakuma

Este innovador método ha sido creado por Kenichi Sakuma, entrenador personal en las más altas esfera y que ya ha vendido más de 2 millones de ejemplares de su libro en Japón, aunque tiene presencia en más de medio mundo.

Cómo hemos podido leer en su biografía en La Casa del Libro, Kenichi Sakuma estudió Educación Física en la Asociación Nacional de Fuerza y Acondicionamiento (NSCA) de Colorado. Es entrenador personal y entre sus clientes se encuentran famosos y modelos internacionales. También ha sido entrador personal de representantes de Estados Unidos, Francia e Inglaterra en el célebre concurso de belleza Miss Internacional. Es propietario de los gimnasios CharmBody, con sede en diversas ciudades de Japón, pero también en Los Ángeles, Singapur y Shanghái.

Las tablas de ejercicios que contiene son muy sencillas y fáciles de llevar a cabo por cualquier persona sin importar la edad, básicamente se centra en reactivar músculos que son menos usados en nuestra vida cotidiana y que, por lo tanto, según considera el autor, es donde se suele acumular más grasa.

Los 5 ejercicios que incluye el método Sakuma

Como ya hemos mencionado, el método Sakuma está formato por un total de 5 ejercicios y que solo van a llevarte de 5 a 20 minutos realizarlos, dependiendo de las necesidades de casa persona. Durante las primeras 2 semanas, se recomienda realizar los ejercicios a diario, mientras que, a partir de la tercera semana, será suficiente con hacerlos cada 2 días. Respetar el orden de los ejercicios también es importante.

Ejercicio 1: Abdomen y glúteos

Para realizar este ejercicio debes tumbarte boca abajo y colocar las manos entrelazadas detrás de la cabera, impulsando la barbilla hacia el interior. A continuación, levanta la parte superior del cuerpo sin despegar el abdomen del suelo. Levanta las piernas rectas, apretando una contra otra ¡No dobles las rodillas!, cruza los tobillos y empuja hacia afuera. Debes mantener esta posición durante 10 segundos, descansar y repetir 3 veces.

Ejercicio 2: muslos

Para este también debes estar tumbada boca abajo, con los brazos cruzados bajo la barbilla. Cruza los tobillos y levántalos hacia arriba con las rodillas dobladas, separando los muslos del suelo. Debes mantener esta posición durante 6 segundos, descansar y repetir 10 veces.

Ejercicio 3: cintura

Debes estar sentada en una silla o en la cama, deja caer los brazos a ambos lados, con los hombros rectos. Levanta un lado de la cadera subiendo la pierna, pero sin mover los hombros, únicamente moviendo la cadera. Mantén la posición durante 3 segundos y cambia de pierna. Repite el ejercicio 10 veces con cada pierna.

Ejercicio 4: pecho firme

Para este también debes estar sentada en una silla, con los pies separados a la anchura de la cadera. Cruza los brazos, agárrate los codos con las manos y apóyalos en las rodillas separadas. Ahora debes levantar los brazos cruzados por encima de la cabeza sin mover el torso. Mantén la postura durante 6 segundos y repite 10 veces.

Ejercicio 5: mejorar el equilibrio

El quinto y último ejercicio está enfocado en trabajar el equilibrio de todo el cuerpo, para ello debes ponerte en cuclillas, con los pies juntos o ligeramente separados y el torso hacia adelante, apoyando las palmas de las manos en el suelo completamente. Una vez así, debes ponerte de pie de golpe, de puntillas, con los brazos levantados y las manos abiertas, estirando el cuerpo hacia arriba todo lo que puedas. Vuelve a la posición y repite 10 veces.

Si te animas a probar el método Sakuma, te deseamos suerte y mucho ánimo. Muchas opiniones de las personas que los han realizado comentan que los efectos pueden apreciarse a pesar del poco tiempo que se necesita para realizarlos.

A continuación, te dejamos un vídeo del autor, donde explica cómo realizar correctamente algunos de los ejercicios.