Uso de pañales e infecciones urinarias en personas mayores

Uso de pañales e infecciones urinarias

Las infecciones urinarias en personas mayores son unas infecciones muy frecuentes. Se trata de la inflamación aguda o crónica de la uretra o de la vejiga, con infección o sin ella. La causa más frecuente de infección de orina o cistitis es la infección por Escherichia coli (E. coli)

Aunque la infección de orina tiene mayor incidencia en las mujeres, también afecta a los hombres. Las personas mayores también suponen un grupo de riesgo para estas infecciones.

Para que se produzca una infección de orina o cistitis, primero las bacterias deben entrar en la uretra (que es estéril) y ascender hasta la vejiga. Posteriormente se produce una respuesta inflamatoria en la mucosa. A esta forma de infección de orina o cistitis se la denomina infección de orina bacteriana aguda o cistitis bacteriana aguda.

Uno de los principales problemas que presentan las infecciones urinarias son su alta tasa de recurrencias, cuando se producen 3 episodios de infecciones de orina o cistitis bacteriana aguda en últimos 12 meses, o 2 episodios en los últimos 6 meses, se conoce como infección de orina recurrente o cistitis recurrente.

Infección urinarias en personas mayores

Como hemos dicho las personas mayores son un grupo muy afectado por las infecciones urinarias. Esto se debe principalmente a:

  • A partir de cierta edad, la microbiota vaginal de las mujeres se reduce, disminuyendo su función como barrera protectora ante estas infecciones. Además, las mujeres son más propensas a sufrir cistitis pues la uretra es más corta, facilitando el acceso de bacterias. infecciones-urinarias-en-personas-mayores
  • Los hombres de edad avanzada suelen presentar un agrandamiento de la próstata que estrecha la uretra.
  • Las personas mayores suelen presentar problemas de retención de orina, el deterioro muscular y funcional hace que tengan dificultad para vaciar completamente la vejiga y facilitando la proliferación de bacterias por la orina que queda retenida.
  • Cuando se llega a cierta edad, se vuelve más difícil realizar tareas sencillas como mantener hábitos higiénicos adecuados. Si no pueden limpiarse bien y no cuentan con ayuda para hacerlo, los restos de orina que permanecen en el exterior del aparato genitourinario favorecen la aparición de infecciones.
  • Las personas mayores que sufren otras patologías como diabetes o hipertensión aumentan el riesgo de padecer infecciones urinarias.
  • Es común encontrar personas de edad avanzada con catéteres urinarios que aumentan el riesgo de padecer infecciones pues los patógenos pueden viajar por el catéter y afectar a la vejiga o riñones.
  • A medida que disminuyen las capacidades de movilidad y se deterioran algunas funciones, muchas personas mayores necesitan recurrir al uso de pañales de forma permanente, si se permanece mucho tiempo en contacto con el pañal empapado, el riesgo de desarrollar una infección urinaria aumenta considerablemente. La humedad favorece el crecimiento de patógenos, que si además pueden encontrar un acceso más fácil a las vías urinarias.

Si las infecciones urinarias en personas mayores aparecen es importante tratarlas desde el inicio, pues de lo contrario puede derivar en problemas de salud más grave y dañar los riñones. Además, los síntomas pueden resultar muy molestos y afectar a la calidad de vida de las personas.

Síntomas de las infecciones urinarias en personas mayores

Entre los síntomas comunes de la infección de orina encontramos las molestias o escozor al orinar, posible presencia de sangre en la orina, molestias durante las relaciones sexuales, ganas constantes de orinar y sensación de no hacerlo completamente, cambios en el olor y color de la orina. En casos más graves también puede darse fiebre y dolor el la espalda y riñones.

En las personas mayores pueden darse otros síntomas que pueden resultar alarmantes: confusión, dolor, cansancio, malestar general, intranquilidad o dificultad para realizar actividades diarias.

Recomendaciones para las infecciones urinarias en personas mayores

Algunas recomendaciones básicas que pueden ayudar a prevenir y/o mejorar las infecciones urinarias en personas mayores son:

  • Beber agua en abundancia durante todo el día. El organismo necesita estar hidratado para funcionar correctamente.
  • Vaciar la vejiga a menudo para evitar que la orina quede retenida y proliferen patógenos produciendo infecciones urinarias en personas mayores.
  • Gel intimo Hábitos de higiene adecuados. No lavar la zona en exceso ni en defecto, secarla bien y no utilizar geles ni jabones que no respeten el pH. Es muy imparten usar productos que respeten el pH vaginal para evitar la proliferación de bacterias, como Actifemme® Íntimo, un gel de higiene íntima suave, sin jabón, para el cuidado íntimo diario. Formulado con ingredientes activos suaves y no agresivos que limpian y desodorizan de forma eficaz y segura. Gracias a su contenido en Ácido Láctico y a si pH de 4,5, restaura y protege el equilibrio natural de la zona íntima.
  • Si la persona lleva pañal, es importante cambiarlo a menudo y limpiar y secar bien la zona.
  • Por supuesto, mantener una buena alimentación es clave para cualquier infección y para fortalecer el sistema inmunológico.

Ante las infecciones urinarias en personas mayores es importante acudir a un/a profesional de la salud para que valore la situación, sobre todo si la persona presenta síntomas muy molestos o graves.

También puede interesarte Urocran® Forte, el mejor aliado para prevenir las infecciones de orina o cistitis 

Los mejores artículos para la mujer actual

Tranquila, no enviamos spam