Pérdidas de memoria en la menopausia ¿es normal?

Pérdidas de memoria en la menopausia ¿es normal?

Si te estás aproximando a la menopausia y estás notando pequeñas pérdidas de memorias o que estás un poco más olvidadiza, te contamos a continuación a qué puede deberse.

Son muchas las mujeres que perciben estar más despistadas o no recordar palabras durante la etapa de la perimenopausia, es decir, durante el inicio de los síntomas que anuncian la menopausia. ¿A qué se debe esta falta de concentración en la menopausia? ¿Se puede considerar un síntoma o una consecuencia?

pérdidas-de-memoria-menopausiaAunque puede tener varios orígenes, principalmente se considera que estas pérdidas de memoria están asociadas a la oscilación en los niveles hormonales que se producen durante esta etapa. Al igual que durante la menopausia, esto también ocurre en otros momentos de la vida de una mujer como la adolescencia o durante el embarazo, donde también se producen cambios hormonales.

Durante la menopausia, los niveles de estrógenos van disminuyendo poco a poco. Esto afecta a la producción de algunos de los neurotransmisores del cerebro (se encargan de que la memoria y la capacidad de concentración funcionen correctamente), porque disminuye su cantidad. Esta puede ser una de las razones principales por las que cuesta prestar atención y se producen estas pérdidas de memoria.

Además de los cambios hormonales, la falta de sueño y el cansancio también están relacionados con estas pérdidas de memoria. El insomnio suele ser un clásico durante la perimenopausia, por un lado, se debe a la alteración de la hormona reguladora del sueño (melatonina) y por otro, los sofocos nocturnos suelen dificultar el descanso. Esto hace que al día siguiente estés cansada y fatigada por lo que la concentración se vuelve una tarea difícil.

Si de por sí, el estrés y ansiedad están muy presentes en la sociedad actual, cómo no iban a estarlo durante la etapa hacia la menopausia, una época de muchos cambios en la vida de la mujer y que, además, ha estado siempre vinculada a connotaciones negativas y era algo de lo que no se hablaba libremente.

Todos este proceso cambios que se inician en la perimenopausia, pueden derivar en consecuencias psicológicas para la mujer, como puede ser la ansiedad o el estrés. Aunque a cada mujer le afecta de una forma diferente, muchos de los síntomas pueden resultar bastante molestos ya que pueden afectar considerablemente a la calidad de vida y esto, a veces, puede ser difícil de gestionar.

¿Cómo ejercitar la mente y evitar pérdidas de memoria?

Partiendo de la base de la aceptación y entendimiento de la menopausia como una etapa más en la vida de la mujer, existen algunas pequeñas cosas que podemos hacer para mantener la mente ejercitada y así poder evitar esos momentos de olvido.

Es interesante buscar actividades que nos resulten atractivas y sirvan para desconectar y relajarse, a la vez que mantienen la mente y el cuerpo activos. Por ejemplo, algunas opciones pueden ser clases de pintura, yoga, clases de baile o participar en un club de lectura.

Realizar ejercicios en casa para ejercitar la mente como leer, hacer crucigramas o sopas de letras.

Otros síntomas de la menopausia

Además de las pérdidas de memoria durante la menopausia, estos son otros de sus síntomas más reconocibles:

1.- SOFOCOS

Los sofocos suelen ser los síntomas de la menopausia más comunes. Son oleadas de calor ascendente o descendente que surgen del cuello, la cabeza o el pecho y se producen espasmódicamente. Simultáneamente aparece un enrojecimiento en forma de ondas y aumenta la frecuencia cardiaca.

2.- SUDORACIÓN NOCTURNA

La sudoración nocturna es cuando los sofocos ocurren durante el sueño. Pueden ocurrir 1 o más veces por la noche.

3.- TRASTORNOS DEL SUEÑO

Durante la transición a la menopausia, uno de los síntomas comunes puede ser la dificultad para dormir, aunque los sudores nocturnos no sean el problema. Esto puede hacer que se sientan cansadas e irritables al día siguiente.

4.- SEQUEDAD VAGINAL

A medida que disminuyen los niveles de estrógeno en sangre antes y durante la menopausia, los tejidos de la vagina y la vejiga se hacen más finos y secos. Esto puede desencadenar sequedad o irritación vaginal, molestias y dolor. Como consecuencia de la sequedad vaginal y la alteración de la microbiota vaginal, se produce un aumento de la incidencia de infecciones de orina o cistitis e infecciones vaginales como: candidiasis vaginal o vaginosis bacteriana.

5.- CAMBIOS EN EL ESTADO DE ÁNIMO

Durante el inicio de la menopausia, algunas mujeres presentan cambios en el estado de ánimo, como tristeza, dificultad para concentrarse, sensación de desinterés en las actividades normales, y dormir demasiado o tener problemas para quedarse dormidas. Las mujeres con antecedentes de depresión pueden sentirse más tristes durante la transición a la menopausia.

Pérdidas de memoria en la menopausia ¿es normal? 3 Actifemme® RESD3 es un complemento alimenticio con efecto cardioprotector, neuroprotector y antioxidante que previene los principales trastornos de la perimenopausia, menopausia y postmenopausia.

Ayuda a combatir el envejecimiento celular, contribuye a aliviar los síntomas asociados a la perimenopausia y menopausia, disminuyendo la frecuencia e intensidad de los sofocos, y contribuye a la reducción del estrés oxidativo.

Activa la formación de colágeno y elastina, mejorando problemas en la piel. Favorece el correcto funcionamiento del sistema inmunitario, óseo y muscular y ha sido desarrollado con TECNOLOGÍA NANOTABLET que aporta máxima biodisponibilidad y absorción inmediata.
COMPRAR >

¿Existen productos similares a Actifemme®RESD3?

No

La formulación es única y exclusiva. No se puede sustituir por ningún otro producto, ya que no tendrá la misma fórmula ni efecto.

Puede encontrar los productos en cualquier farmacia de España. Si no disponen de ellos en ese momento, la farmacia lo puede encargar y tenerlos a su disposición en 4/24h.

Los mejores artículos para la mujer actual

Tranquila, no enviamos spam