Probióticos vaginales ¿Qué debes saber?

Todo lo que debes saber sobre los probióticos vaginales

Probióticos vaginales para restaurar la microbiota vaginal

Antes de hablar de los probióticos vaginales debemos conocer qué es la microbiota vaginal y qué supone para el organismo.
Las paredes del aparato ginecológico están cubiertas por una mucosa en la que habitan una serie de microorganismos que forman la microbiota vaginal, es decir, la microbiota vaginal es un ecosistema constituido por microorganismos que habitan en el aparato ginecológico.

La microbiota actúa como barrera natural contra los patógenos, su equilibrio contribuye a mantener la salud de la zona y cuando se rompe el equilibrio pueden producirse infecciones.

Este complejo ecosistema está compuesto por más de 200 especies de bacterias diferentes entre las que predomina el género Lactobacilos. Los Lactobacilos suponen un importante mecanismo de defensa, produciendo algunas sustancias que actúan como antimicrobiano, como el ácido láctico, que mantiene el pH ácido, lo cual impide el sobrecrecimiento del resto de las bacterias. Es decir, mientras estén los Lactobacilos ocupando el espacio no podrán asentarse los patógenos.

¿Qué pasa si se pierden los Lactobacilos? ¿Cómo pueden perderse?

Romper el equilibrio de la microbiota es más fácil de lo que parece, cuando se rompe el equilibrio en la flora o microbiota vaginal, se pierden lactobacilos y se altera el pH, algunos microorganismos pueden llegar a transformarse en patógenos (si alcanzan proporciones superiores al grado de normalidad que les corresponde) y pueden desencadenarse alguna enfermedades como las infecciones vaginales.

probióticos-vaginales Existen diferentes formas por las que los patógenos pueden desarrollarse, por ejemplo, durante la menstruación el pH cambia, volviéndose neutro o incluso alcalino lo que impide el desarrollo de los Lactobacilos y favorece el crecimiento de patógenos.
Lo mismo ocurre durante algunas relaciones sexuales, en las que el semen que también es neutro o alcalino puede alterar el pH vaginal y dificultar la vida de los lactobacilos y facilitar el crecimiento de patógenos.

El consumo de antibióticos también es otra causa de pérdida de lactobacilos, estos medicamentos tienen la finalidad de acabar con los patógenos, pero no los diferencian de las bacterias amigables que forman la microbiota vaginal por lo que pueden destruirlas con facilidad.

Las duchas vaginales, cambios hormonales o la ropa muy apretada también pueden alterar el equilibrio de la microbiota vaginal.

Estas son algunas de las posibles causas de pérdida de Lactibacilos, no quiere decir que después de cada menstruación, relación sexual o toma de antibióticos vaya a producirse una infección, solo que esto altera la microbiota y por lo tanto aumentan las posibilidades.

¿Qué son los probióticos vaginales?

Cada vez existen más estudios que tratan la relación entre la microbiota y los probióticos vaginales. Los probióticos son los microorganismos vivos que, administrados en cantidades adecuadas, aportan un beneficio a la salud del consumidor. Los estudios que se realizan con probióticos son para demostrar que su aplicación puede ayudar a restaurar la microbiota, mejorando los síntomas que produce la pérdida de microbiota y evitar posibles recaídas.

Por lo tanto, los probióticos vaginales pueden ser útiles para la recuperación de la microbiota vaginal cuando esta se encuentra alterada y para la recuperación de Lactobacilos. Los probióticos vaginales suelen administrarse como coadyuvantes al tratamiento de infecciones y como preventivo para las recurrencias o recidivas.

Los probióticos vaginales pueden administrarse de forma oral o vaginal. Actifemme® DÚO es el único tratamiento sinérgico que combina ambas formas de aplicación.

Actifemme® DÚO está formado por Actifemme® Óptima Oral y por Actifemme® Cándida Vaginal.

Actifemme-Dúo-probióticos-vaginales

Actifemme® DÚO es útil en la prevención y como coadyuvante al tratamiento de infecciones vaginales de origen bacteriano y fúngico. Enfocado en la prevención de Vaginosis Bacteriana (VB) y Vulvovaginitis Candidiásica (VVC). Útil como coadyuvante al tratamiento con antibióticos y antifúngicos, incrementando la eficacia del tratamiento al disminuir las manifestaciones clínicas y mejorar la curación de la VB y VVC. Ayuda a evitar recurrencias y complicaciones a largo plazo en el área reproductiva y obstétrica.

Actifemme® Óptima Oral es un complemento alimenticio que ayuda a mantener el equilibrio natural de la microbiota, y contribuye al mantenimiento de las mucosas en condiciones normales.

Actifemme® Cándida vaginal es un producto sanitario, en forma de cápsulas vaginales, útil para la profilaxis, tratamiento y prevención de candidiasis e infecciones bacterianas urinarias y vaginales recurrentes.

COMPRAR >

¿Existen productos similares a Actifemme®DÚO?

No

La formulación es única y exclusiva. No se puede sustituir por ningún otro producto, ya que no tendrá la misma fórmula ni efecto.

Puede encontrar los productos en cualquier farmacia de España. Si no disponen de ellos en ese momento, la farmacia lo puede encargar y tenerlos a su disposición en 4/24h.

Los mejores artículos para la mujer actual

Tranquila, no enviamos spam