Los propósitos de septiembre

Los propósitos de septiembre

Para muchas personas septiembre es el nuevo enero. Después de las vacaciones y todo el tiempo que se tiene para reflexionar, con septiembre y la vuelta a la rutina, llegan también los nuevos propósitos.

Es probable que te hayas prometido seguir un estilo de vida más saludable, preocuparte más por tu economía, no estar tan obsesionada y pendiente del trabajo, llevar una vida más activa o empezar nuevos actividades. Las promesas que normalmente nos hacemos suelen incluirse dentro de estas categorías, sobre todo las relacionadas con adoptar nuevos hábitos saludables; hacer deporte a diario, comer de forma más sana, reducir el consumo de alcohol o dejar malos hábitos como el tabaco,

Sin embargo, según algunos estudios realizados, se calcula que estos propósitos tienen una vida útil de 1 mes y medio aproximadamente. Es decir, 45 días es lo que tardamos en dejar la alimentación sana, darnos de baja en el gimnasio, volver a fumar o derrochar el dinero en algo innecesario.

¿esto a qué se debe?

Puede decirse que, generalmente, esto se debe a que nos ponemos objetivos demasiados concretos y que, cuando vemos que no se consiguen al 100%, preferimos dejarlo. Por ejemplo, te has propuesto ir 4 días a la semana al gimnasio y en cuanto vemos que no podemos hacerlo, nos rendimos y lo dejamos.

Creo que debemos incorporar estos nuevos propósitos a nuestra rutina gradualmente y en sintonía, de forma que podamos seguirlos sin realizar sobre esfuerzos. Siguiendo con el ejemplo anterior, si no podemos cumplir con nuestro objetivo inicial de acudir 4 días al gimnasio, es preferible ir 3 o 2 (lo que nos sea posible) que dejarlo por completo.

A continuación, te dejamos algunos consejos para conseguir llevar a cabo los propósitos más comunes.

nuevos-propósitos-septiembre

Hacer ejercicio: como hemos dicho, una de las principales metas de septiembre es empezar a hacer deporte de forma activa y continua. Para evitar dejarlo al poco tiempo, debemos buscar una actividad que nos guste, hay muchísimas entre las que elegir. Dentro del gimnasio puede escoger algunas clases, como yoga o zumba, máquinas, nadar a la piscina o puedes buscar la opción de ejercicio al aire libre. Al final es encontrar algo con lo que sentirse cómoda y divertirse.

Dieta saludable: otro de los grandes propósitos. Debemos también centrarnos en la calidad de lo que consumimos, por ejemplo, tratar de que sean productos de temporada, comer menos carnes, más pescado, verduras y frutas, además de cereales y legumbres y, por supuesto, desechar las grasas saturadas, los precocinados, lo procesado y las frituras.

Descansar y beber 2 litro de agua al día, suele ser otro propósito que, a pesar de parecer bastante sencillo, suele costar mucho llevarlo a cabo. Debemos intentar descansar entre 7 a 8 horas. Es importante proponernos irnos a la cama temprano y a ser posible a la misma hora. En cuanto al agua, debemos beber de forma continua, sin esperar a tener sed. Puedes llevar siempre una botella contigo.

Otros de los grandes propósitos es realizar algunas actividades, como aprender idiomas, leer más libros, clases de pintura, clases de baile o tocar algún instrumento. Al igual que con el deporte, hay que buscar algo que encaje en la vida que nos despierte interés y que sea fácil de introducir en nuestra rutina.

Y viajar, los viajes cada vez son más deseados, sobre todo ahora que, a causa de la pandemia, no se han podido realizar y que seguro ahora van a ser gran tendencia en los propósitos de septiembre y enero. En cualquier caso, es aconsejable hacerlo con cierta previsión para no gastar más de la cuenta. Buscar meses que sean más barato y organizarlo todo bien, además, ahora hay que tener en cuenta las propias restricciones de los destinos.

Por último, uno de los propósitos que siempre deberíamos tener y seguir al dedillo es dedicarse tiempo a una misma, algo que siempre se dice, pero no suele hacerse.