Prostatitis, qué es y cómo curarla

Prostatitis, qué es y cómo curarla

Para algunos hombres puede ser difícil admitir que tienen un dolor en una zona intima, pero la realidad es que ignorar la situación puede agudizar diferentes enfermedades, entre ellas una conocida como prostatitis. ¿Has sentido dolor al orinar? Es posible que la padezcas y, por ello, queremos que te prevengas incluso antes de ir al médico.

Qué es la prostatitis

La prostatitis es una enfermedad que se caracteriza por síntomas como el dolor o sensación de ardor al orinar, además de la dificultad o necesidad de hacerlo a menudo o con urgencia. Esto se genera porque hay una inflamación de la próstata que incluso genera dolor en el abdomen, la ingle o la zona lumbar, así como en el perineo, es decir la zona que está entre el escroto y el recto, el pene o los testículos en algunos hombres.

De igual forma, podrás notar los efectos de esta enfermedad porque la orina se ve turbia, hay presencia de sangre en la orina o tienes dolor al eyacular. Muchas personas ignoran estos síntomas o no les prestan atención, pero la realidad es que debes acudir a un médico ante la primera “sensación rara”.

¿Por qué se puede producir una prostatitis? Una infección de vejiga o uretra que se transmiten por contacto sexual, padecer VIH/SIDA, haberse hecho una biopsia de próstata, poseer un traumatismo pélvico o usar sonda urinaria son algunos de los factores de riesgo que pueden enfermarte.

Es importante que sepas que no importa la edad que tengas, porque esta enfermedad no discrimina por edad, aunque es real que los hombres de más de 50 años de edad están altamente en riesgo porque el agrandamiento de la próstata es algo común en ellos. La realidad es que no hay forma de prevenir la prostatitis, pero la buena higiene es una buena forma de bajar los factores de riesgo.

Por último, es importante aclarar que la prostatitis puede aparecer de forma repentina o gradual. En el caso de tener la primera, se puede mejorar rápidamente, pero si es la segunda, puedes tardar meses en mejorar, aunque si ignoras la situación puede volverse crónica. Por eso, te repetimos que tienes que acudir al médico enseguida. Recuerda también que a veces la prostatitis suele confundirse con una enfermedad de transmisión sexual, por lo que es importante hacer una examen para diagnosticar correctamente.

Cómo curarla

Si sientes que puedes llegar a tener prostatitis tienes que saber que puede deberse (en hombre de más de 35 años) a la Escherichia coli u otras bacterias similares que se alojan en el epidídimo (un pequeño conducto situado encima de los testículos) o la uretra.

Cuando la causa de la prostatitis es una infección bacteriana, esta se puede tratar con antibióticos, aunque la resistencia a ellos comienza a ser un problema de salud mundial. Alternativamente los tratamientos con productos de alta eficacia como Urocran Forte, proporcionan resultados incluso mejores que con los antibióticos convencionales.

Por otro lado, dentro de la prostatitis bacteriana, la aguda incluye el suministro de medicamentos y algunos cambios en la dieta, aunque suele reaparecer o requiere hospitalización, durante la cual se administran antibióticos por vía intravenosa en forma de suero. En otros casos puede que simplemente te receten antiinflamatorios para combatir el dolor. Vale aclarar que, en ambas ocasiones, el problema puede durar varios meses o se vuelve recurrente, dando lugar a lo que se llama una prostatitis crónica.

En caso de que padezcas prostatitis abacteriana crónica, que puede ser causada por perturbaciones en la vejiga cuando la vacías, es decir que lo que genera la irritación es un reflujo de la orina hacia la próstata o problemas en los músculos del suelo pélvico. El tratamiento es más difícil y suele consistir en controlar los síntomas más que nada.

Cómo mejorar la calidad de vida si tienes prostatitis crónica

Ya que la prostatitis crónica no tiene una cura determinada, existen dos tipos de terapias excelentes. Se pueden dividir en dos:

  • Los tratamientos médicos: Se basan en el suministro de antibióticos, antiinflamatorios, alfabloqueantes, fitoterapia, solos o con diferentes medicamentos. Diferentes estudios con esas medicinas y sus distintas asociaciones demuestran, sin embargo, una eficacia bastante limitada en pacientes con prostatitis crónica.
  • Las terapias físicas: Estas incluyen masajes prostáticos, ondas de choque de baja intensidad, acupuntura, neuromodulación, hipertermia, láser de próstata, inyección de toxina botulínica, entre otras. Su eficacia depende mucho del paciente y lo que funciona para unos, no lo hace en otros.

Como notarás, acudir al médico es de suma importancia para no desarrollar esta afección o, si ya la tienes, mejorar al menos un poco tu calidad de vida.

 

Otras lecturas que también te pueden interesar 

> 10 cosas sexuales que toda mujer debería probar

Al menos una vez en tu vida, atrévete a probar estas 10 cosas sexuales.

Sí, la eyaculación femenina existe y te contamos cómo es

¿Existe la eyaculación femenina durante el orgasmo? Sí, es algo que efectivamente existe y te lo contamos todo sobre cómo es.

Los mejores artículos para la mujer actual

Tranquila, no enviamos spam