¿Qué es la astenia primaveral y cómo nos afecta?

¿Qué es la astenia primaveral y cómo nos afecta?

¿Qué es la astenia primaveral?

Aunque aún es un término con falta de consenso en su descripción, se considera un tipo de trastorno de adaptación presente en algunas personas y que suele presentarse de forma más intensa en el cambio de invierno a primavera.

En cuanto a las causas que producen la astenia primaveral, se trata de un conjunto de factores ambientales.

El cambio de hora al horario de verano, que aumenta las horas de luz diarias, influye en los ritmos circadianos lo que puede afectar al ciclo del sueño. El cambio en las temperaturas, más altas y el aumento de la presión atmosférica también juegan un importante papel.

Los cambios en la rutina que conlleva este cambio de horario, junto con otros cambios biológicos o la alergia característica de esta época, influyen en la astenia primaveral.

¿De quién es la culpa?

Parece ser que una glándula de nuestro cerebro, el hipotálamo, es el que se encarga de regular aspectos como el sueño o el apetito podría ser responsable de hacer que durante estas semanas del año nos sentimos más decaídos o faltos de energía.

Síntomas de la astenia primaveral

Teniendo en cuenta que se trata de un episodio transitorio y asociado a un momento estacional, podemos encontrar algunos indicios de astenia primaveral.

  • Lo más destable son los trastornos temporales del sueño; dificultad para conciliar el sueño, interrupciones durante el descanso, sensación de no descansar o alteración del sueño.
  • Sensación de cansancio, apatía y falta de energía.
  • Dificultad para concentrarse
  • Dolor de cabeza.
  • Diminución del libido
  • Problemas para realizar tareas o actividades rutinarias.
  • Alteración del estado de ánimo: nerviosismo, irritabilidad, mal humor…
  • Perdida o disminución del apetito
  • Sensación de desmotivación

Es importante tener claro que estos síntomas no son determinantes, sino que dependen y pueden variar en cuanto a presencia o intensidad en función de la persona.

Respecto al tiempo de duración de la astenia primaveral no hay nada establecido, al tratarse de un proceso de adaptación a un cambio, puede ser diferente en cada persona. De media, se estima que puede abarcar de 2 semanas a 1 mes.

Cómo enfrentar la astenia primaveral

Como la astenia primaveral se asocia a un momento determinado del año, se puede estar parapara para su posible llegada. En este punto es muy importante al rutina, tratar de mantener los horarios habituales puede resultar de gran ayuda y reducir sus posibles efectos al mínimo. astenia-primaveral

Realizar ejercicio físico de forma moderada a diario. De esta forma, ayudamos a nuestro cuerpo a cansarse, lo que puede facilitar y mejorar el sueño, además, favorece el apetito. A través del deporte, también se puede mejorar el estado de humor y ganar energía.

Prestar atención a la alimentación, que deber ser variada y equilibrada, rica en verduras, frutas y hortalizas, proteínas, carbohidratos. Es importante también beber la cantidad de agua recomendada, entre 2 y 3 litros al día, para aportarle al organismo energía y contribuir a su normal funcionamiento. Además, priorizar el consumo de alimentos como el aceite de oliva, las nueces, las semillas o el pescado azul también puede ser un recurso de gran utilidad para hacer frente contra la astenia durante estos días. Evitar el consumo de alimentos muy procesados.

Evitar el consumo de productos excitantes como el café, el té, el tabaco o el alcohol también es una recomendación general, ya que estos son responsables de alterar nuestros ciclos del sueño en cualquier momento del año y pueden potenciar los efectos de la astenia primaveral.

Existen complementos alimenticios que pueden ayudar a mejorar o hacer frente a estos síntomas, sobre todo si están afectando a tu calidad de vida. Suelen ser productos con melatonina o valeriana, aunque es importante consultarlo con un/a profesional de la salud antes de incorporar un complemento alimenticio a tu rutina.

Estos consejos o trucos son muy fáciles de incorporar a tu rutina diaria y además pueden aportar beneficios a tu organismo, independientemente de estar pasando por una época de astenia primaveral o no.

Otros artículos que pueden interesarte:

Cómo elegir un probiótico adecuado

Tipos de manchas en la piel

Los mejores artículos para la mujer actual

Tranquila, no enviamos spam