6 tips para dejar el Overthinking y superar la ansiedad

6  tips para dejar el Overthinking y superar la ansiedad

En cuántas ocasiones no te habrás sentido presa de tus propios pensamientos y de esa voz interior que reflexiona una y otra vez sobre un mismo tema generando preocupación, ansiedad y angustia incontrolable. Es tal la intensidad que te resulta imposible detener ese torrente de pensamientos que incluso llegan a quitarte el sueño. Pensar demasiado (Overthinking) está siendo una tendencia cada vez mayor en esta vida moderna.

El Overthinking es lo que tradicionalmente se le llama “rumiar” o traer del pasado la misma situación una y otra vez. Pensamientos como debí haberme callado; todos me miraban mal; si hubiera actuado de otra manera sería más feliz o si hubiera tomado esta decisión y no la que tomé, etc. Pensamientos van y vienen pero al final ocasionan daño y afectan la paz interior.

Muchas veces la preocupación es tan grande que el futuro se ve como una sombra negativa llena de sucesos imaginarios catastróficos. Supuestos sobre lo que va a pasar y las reacciones de otras personas. Miles de conjeturas van y vienen en el marco de diversos escenarios de tristeza, dolor o tragedia.

En otras ocasiones las palabras no son suficientes y la mente crea “vídeos” imaginarios con banda sonora, personajes, locaciones, trama y desenlace. La imaginación recrea un accidente o simplemente recuerda escenas de lo que sucedió con gran lujo de detalles.

Qué riesgos trae el Overthinking

Pensar demasiado en las cosas además de ser algo muy molesto, puede realmente afectar la salud de la persona y su bienestar. Recientemente esta investigación hecha en Harvard encontró en los individuos analizados que pensar constantemente en los errores y problemas aumenta el riesgo de tener dificultades en la salud mental. Con ello en la medida que la salud mental se afecta, la tendencia a rumiar aumenta, lo que conlleva a vivir en un círculo vicioso que es difícil de romper. Es una tortura sin fin.

La investigación también demostró que pensar en exceso conduce a una seria y delicada angustia emocional. Para escapar de esa ansiedad, muchos pensadores excesivos se refugian en el alcohol, cigarrillo, alimentos o compras compulsivas, estrategias al final poco saludables.

El Overthinking también ocasiona insomnio o dormir pocas horas pues hasta en sueños se sigue pensando en el problema.

6 tips para dejar el Overthinking y superar la ansiedad

La labor no es tan fácil de hacer; ni se hace de la noche a la mañana. Pero practicando consciente y constantemente, es posible que cambies tus patrones de pensamientos. Mira algunas estrategias:

1. Aviso de alerta cuando caigas en Overthinking

Como primera tarea presta atención a tu forma de pensar. Justo en el momento en que te des cuenta que repites un acontecimiento o un problema en tu mente una u otra vez, o te preocupas por cosas que no puedes controlar, respira, toma conciencia y reconoce que estos pensamientos no son productivos.

2. Afronta tus pensamientos negativos

Dejarse llevar por ellos es muy fácil. Entonces evita suponer cosas o hacer conjeturas sobre el desenlace de un problema o la reacción de una persona. El secreto está en aprender a reconocer estos pensamientos para de inmediato sustituirlos por otros agradables y positivos antes de caer en total angustia.

3. Enfócate en buscar soluciones al problema

Vivir y sentir la emoción que traen los problemas no es útil, pero buscar soluciones sí. Activa la creatividad y recursividad de la mente para buscar soluciones concretas. Evalúa posibles desenlaces de manera objetiva y tranquila.

4. Destina unos minutos a la reflexión

Dedicarse a los problemas por largos períodos de tiempo no es productivo; sin embargo una breve reflexión diaria podría ser muy útil (unos 20 minutos sería lo adecuado). Pensar en diversas alternativas para asumir un problema y considerar las posibles dificultades pueden ayudarte mucho.

5. Concentra tu atención en el presente

Centra toda tu atención en el hoy, en el aquí, en el ahora. Esto te demandará mucha práctica, pero con el tiempo lo podrás lograr. Es imposible rehacer el ayer o preocuparse por el mañana cuando estás viviendo el presente.

6. Ocúpate

Decidir dejar de pensar es algo difícil de lograr e incluso erróneo. Cuanto más te esfuerces en evitar que una idea o pensamiento esté en tu mente, lo más seguro es que siga apareciendo. Lo mejor es que te ocupes haciendo alguna actividad; cambia de ambiente y enfócate en otra cosa.

Bien se dice que ante una situación de Overthinking y de preocupación lo ideal es: no te preocupes, ocúpate.

Enviar una respuesta

Los mejores artículos para la mujer actual

Tranquila, no enviamos spam