Todo lo que debes saber sobre la endometriosis

Todo lo que debes saber sobre la endometriosis.

La endometriosis es una enfermedad que tiene una incidencia bastante elevada en mujeres en edad reproductiva, pero que muchas veces puede pasar desapercibida por la inexistencia de síntomas. O los síntomas pueden confundirse con los dolores propios del período menstrual. De hecho, las estadísticas señalan que muchas mujeres que sufren esta condición no se enteran de que la padecen hasta que han pasado unos ocho años.

La enfermedad se caracteriza porque el tejido que suele crecer solamente dentro del útero crece fuera de él. Puede aparecer en los ovarios, las trompas de Falopio, en los intestinos y la vejiga. Aquí te contamos algunas particularidades de esta enfermedad, pero recuerda que nada sustituye el consejo de un buen profesional.

Lo que querías saber sobre la endometriosis

1.No es una infección

La endometriosis no es una infección, al contrario de lo que muchas personas suele creer. Tampoco es una enfermedad contagiosa.

2.Es una enfermedad del endometrio

La endometriosis debe su nombre al endometrio, que es el nombre que recibe el tejido que reviste el interior del útero de las mujeres. La palabra endometrio viene de endo=dentro, metrio=útero.

3. Ataca a un gran número de mujeres en todo el mundo

La endometriosis afecta del 10% al 15 % de las mujeres en edad reproductiva. Esta elevada cifra se registra a nivel mundial.

4. Puede atacar a mujeres en la menopausia

Es una enfermedad que suele presentarse en mayor medida en mujeres en edad reproductiva. Es bastante inusual que se presente durante la menopausia, sin embargo se han documentado casos en los que mujeres en esa etapa de su vida la han sufrido.

5. Es posible no tener síntomas

La mitad de las mujeres que sufren endometriosis no experimentan ningún síntoma. Por esa falta de síntomas, es posible que pase desapercibida en muchos casos, y sólo se percaten de su existencia cuando experimenten dificultades para concebir.

6. Los síntomas son muy dolorosos

Aunque es posible sufrir de endometriosis sin experimentar ningún síntoma, los más frecuentes son dolor pélvico, calambres menstruales, sangrado abundante, sangrado entre el período, dolor durante el coito y problemas para concebir.

7. No se puede prevenir ni curar, pero sí tratar los síntomas con eficacia

La endometriosis no tiene cura, y tampoco es posible prevenirla. Tampoco se conoce su causa. Sin embargo, los tratamientos pueden aliviar un tanto los síntomas, mejorando la calidad de vida de las mujeres.

Esta enfermedad puede afectar la calidad de vida de las mujeres que la padecen, afectando a sus relaciones de pareja, familiares, laborales y de reproducción.

8. Se puede diagnosticar con certeza mediante una laparoscopia

Una de las formas más seguras de diagnosticar la endometriosis es la realización de una laparoscopia pélvica. Este procedimiento quirúrgico es menos invasivo que la cirugía y de rápida recuperación. Durante la laparoscopía el médico realiza un pequeño corte para observar los órganos reproductores, intestinos y otras superficies. Esto le ayudará a determinar si hay endometriosis y en caso de que así sea, verificar cuáles órganos estarían afectados por el crecimiento inusual de tejido.

9. El diagnóstico de la endometriosis suele ser bastante tardío

Las mujeres afectadas por endometriosis tardan, en promedio, más de ocho años en identificar el problema luego del primer síntoma. Esto se debe a que en principio se tienden a confundir los síntomas con las molestias propias del período menstrual. Para muchas mujeres es normal sentir fuertes dolores durante la menstruación, así que no buscan ayuda. Y luego, al acudir al doctor, éstas muchas veces tienen la tendencia de subestimar los síntomas.

10. Los tratamientos varían según el caso

Un tratamiento para la endometriosis puede implicar la administración de medicamentos para el dolor, que ayudarán en principio a mejorar la calidad de vida de las mujeres que sufren esta enfermedad, permitiéndoles realizar actividades que antes no podían por la violencia de los síntomas.

Los medicamentos hormonales podrían ser administrados a las mujeres que sufren endometriosis para ayudarlas con respecto a la reproducción, ya que la dificultad para concebir es una de las más graves consecuencias de la endometriosis.

11. La endometriosis puede tratarse con una intervención quirúrgica

Una solución que podría estar recomendada en ciertos casos es la cirugía. Sin embargo, esto sólo lo podrá evaluar el profesional competente de la salud.

La histerectomía no puede ser considerada una cura de la endometriosis.

12. El embarazo puede aliviar los síntomas

Existe la posibilidad de que se alivien algunos de los síntomas de la endometriosis durante el embarazo. Sin embargo, luego del parto, los síntomas regresan en la gran mayoría de los casos.

13. Hay diversos factores de riesgo

Entre los factores que se consideran de riesgo y te hacen más propensa a padecer endometriosis se encuentran:

  • Que tu madre o alguna hermana padezcan endometriosis
  • Que tu período menstrual haya empezado a una edad temprana.
  • Que nunca hayas tenido hijos
  • Que tus ciclos menstruales tengan una duración menor a 27 días.
  • Que tu período sea abundante y dure más de siete días

Si crees que tienes algunos de los síntomas y factores de riesgo de la endometriosis, lo mejor que puedes hacer es consultar rápidamente a un médico especialista, que será quien pueda tratarte de la manera más adecuada.

Enviar una respuesta

Los mejores artículos para la mujer actual

Tranquila, no enviamos spam