Un simple abrazo puede reducir significativamente el estrés y evitar que enfermes

Un simple abrazo puede reducir significativamente el estrés y evitar que enfermes

Si te acongoja algún problema, tuviste un mal día en el trabajo o estás viviendo un conflicto muy estresante, seguramente habrás buscado hablar con alguien para desahogarte o pedir consejo y ayuda, o te habrás ido a tomar una copa para aliviar la ansiedad.

Hablar es una buena solución, pero según un nuevo estudio publicado en Plos One, revista científica publicada por Public Library of Science de Estados Unidos, un simple y fuerte abrazo puede evitarte el estrés y que desarrolles alguna enfermedad.

Antes de hablar, mejor que te den un abrazo

Desahogarse es muy positivo, pero antes de hacerlo procura dar o que te den un abrazo. Así lo asegura Michael Murphy psicólogo de la Universidad Carnegie Mellon en Pittsburgh Estados Unidos: “las personas que regularmente reciben abrazos pueden manejar mejor los conflictos y el estrés”.

El estudio sobre los beneficios del abrazo

El psicólogo Murphy y su equipo de investigadores, entrevistaron a 404 hombres y mujeres en horas de la noche por dos semanas. En la entrevista se les preguntó si alguien los había abrazado durante el día a lo cual podían responder Sí o No y si habían tenido tensión o conflicto con alguna persona ese día (también respuesta Sí o No).

Otros cuestionamientos se enfocaron sobre sus interacciones sociales, cuántas tuvieron ese día y sobre sus estados de ánimo negativos y positivos.

A partir de las respuestas los investigadores pudieron detectar que cuanto más frecuentemente abrazaban las personas, tenían menos probabilidad de presentar alguna enfermedad, inclusive en personas que tenían relaciones interpersonales tensas. En otras palabras se demostró que el apoyo social y los abrazos fortalecen el sistema inmunológico.

Este apoyo social a través del contacto físico llega a ser muy benéfico tanto para quien lo da como para quien lo recibe y permite a los involucrados enfrentar de mejor manera el estrés.

El estudio eso sí indica que estos hallazgos no invitan a que se comience a abrazar a cuanta persona se vea angustiada. No. Hay abrazos que no significan mayor cosa ni son positivos, algo así como si te abrazara un extraño en la calle. No sentirías nada… bueno tal vez angustia.

Los abrazos, para evitar el estrés, la ansiedad y las enfermedades

La investigación determinó que el contacto físico combate la depresión, ayuda a reducir el estrés y puede controlar los síntomas de enfermedades como por ejemplo, un resfriado común.

Los expertos concluyeron que las personas más abrazadas por sus seres queridos reducen su carga de estrés y llegan a ser más resistentes a los virus.

Esto significa que al ser abrazado por una persona de confianza puede ser una forma muy eficaz para transmitir apoyo y que si los abrazos son frecuentes, podrían reducir el estrés. El contacto físico da una gran sensación de intimidad y apoyo por parte de la otra persona, lo que repercute de manera positiva en quien recibe el abrazo.

El estudio también concluye que las personas con conflictos con otros o que sus relaciones viven colmadas de tensión, no pueden luchar fácilmente contra el virus de un resfriado, contrariamente a lo que sucede con aquellos que cuentan con apoyo social, ya que están más protegidos contra la depresión, la ansiedad y el estrés.

Los tipos de abrazos según la psicología

Independientemente de los estudios e investigaciones científicas, indudablemente no hay nada más placentero que sentirte valorada, apreciada, acompañada, respaldada y que cuentas con el apoyo de alguien. Todos estos sentimientos se reúnen en un verdadero abrazo.

Un fuerte abrazo puede devolverte en segundos la fuerza que perdiste, reducir el estrés, la ansiedad y la depresión. Sin embargo hay diferentes tipos de abrazos y cada uno tiene un significado diferente. Lee algunos de ellos:

  • Abrazo de oso: ofrece apoyo, amor incondicional y mucho cariño. Consiste en apretar el cuerpo de la otra persona con lo cual le transmites calor, afecto y la certeza de que siempre estarás a su lado para protegerla.
  • Abrazo de bienvenida: son símbolo de calidez, cordialidad y muestra de que por fin te reencontraste con ese ser querido. Expresan cariño y afecto verdadero.
  • Abrazo avasallador: te hacen sentir vitalidad, sorpresa y alegría. Con él puedes expresar tus sentimientos profundos y reales que vienen del inconsciente.
  • Abrazo de corazón: expresan cariño sincero, confianza y mucho amor. Son aquellos donde se queda la cabeza en el pecho de la otra persona y descansan los hombros. En este abrazo entregas todo lo que tienes, lo que sientes realmente y te muestras tal cual eres buscando protección y apoyo.
error: Todo el contenido está protegido. Tu ip e identidad está siendo registrada.

Los mejores artículos para la mujer actual

Tranquila, no enviamos spam