Vitamina D, ¿cómo conseguirla? y por qué?

Vitamina D, ¿por qué es importante?

Para mantener la salud general del cuerpo es importante seguir una alimentación sana y equilibrada, con una cantidad adecuada de nutrientes y vitaminas.

La Vitamina D es una vitamina muy importante. Contribuye al mantenimiento de los huesos y dientes sanos y fuertes, y ayuda al cuerpo a absorber el fósforo y el calcio, que es indispensable para formar el tejido óseo.

También interviene en el correcto funcionamiento de los músculos y del sistema inmunitario.

¿Qué la hace especial?

La Vitamina D también es conocida como la vitamina del sol ¿por qué? Pues porque es la principal fuente para conseguirla. Gracias a los rayos de sol que nos llegan, nuestro cuerpo es capaz de sintetizar la sustancia a través de la piel y producirla. Al conseguir la vitamina D, el cuerpo la transforma en una hormona que trabaja ayudando al sistema inmunológico a combatir las infecciones.

Según los expertos, el tiempo de exposición al sol necesario y recomendado depende de la estación en la que estemos, siendo mayor en invierno y otoño y menor en verano y primavera, pero siempre ha de hacerse con protección solar.

Además del sol, es posible encontrar esta vitamina en algunos alimentos y suplementos. Esto es interesante de cara a personas que, por falta de tiempo o posibilidad para pasar tiempo al sol o que, por una cuestión de salud, como una enfermedad en la piel, no pueden hacerlo.

Alimentos ricos en vitamina D:

Algunos de los alimentos que contienen elevadas cantidades de Vitamina D son:

  • Aceite de hígado de bacalao
  • El pescado azul o graso como sardinas, atún o salmón.
  • Marisco, aunque destacan las ostras como las más ricas en Vitamina D, también la tienen las gambas, langostinos o las almejas.
  • El hígado
  • Lácteos como la leche, queso, mantequilla o yogures.
  • Huevos, en este caso las yemas son las que contienen un alto contenido de esta vitamina.
  • Setas y hongos.
  • Aguacate, ideal para incluir en dietas veganas o vegetarianas.

Vitamina D en forma de complemento alimenticio

Hay muchas personas que por diversos motivos tienden a tener una carencia de esta vitamina o dificultades para producirla. Por ejemplo:

  • Personas que sufren algún tipo de enfermedad en la piel como dermatitis, lupus o cáncer.
  • La gente mayor o de piel oscura, tienen mayor dificultad para producir Vitamina D.
  • Trastornos como la enfermedad de Crohn o la celiaquía, que carecen de un control adecuado de las grasas, que necesita la vitamina D para su correcta absorción.
  • La obesidad.

En cualquiera de los casos en los que no sea posible la fotoexposición o el consumo de los alimentos con vitamina D, se recomienda el uso de suplementos o complementos alimenticios.

Vitamina D y Resveratrol
Antioxidante avanzado rico en Vitamina D

ACTIFEMME® RESD3 es uno de los complementos alimenticios con propiedades antioxidantes más completos actualmente. Su exclusiva fórmula no solo aporta Vitamina D, sino que además es rico en Resveratrol y Vitamina E, convirtiéndolo en un gran aliado.

ACTIFEMME® RESD3 ha sido desarrollado con nanotecnología patentada, que mejora la absorción de los principios activos vía sublingual e incrementa su biodisponibilidad.

Es probable que, dada la situación actual, en la que no podemos salir a la calle y la gran mayoría no viven en viviendas con patios o jardines en los que poder tomar el sol, sea necesario buscar una alternativa en la que conseguir la dosis recomendada de vitamina D. Esto es importante, ya que ni la falta ni el exceso de esta sustancia es bueno.

COMPRAR > 

Según el National Institutes of Health (NIH) Office of Dietary Supplements (ODS) la dosis diaria recomendada es:

 

Etapa de la vida Cantidad recomendada
Bebés hasta los 12 meses de edad 10 mcg (400 UI)
Niños de 1 a 13 años 15 mcg (600 UI)
Adolescentes de 14 a 18 años 15 mcg (600 UI)
Adultos de 19 a 70 años 15 mcg (600 UI)
Adultos mayores de 71 20 mcg (800 UI)
Mujeres embarazadas y en periodo de lactancia 15 mcg (600 UI)

 

Antes de incluir un complemento alimenticio o aumentar el consumo de los alimentos mencionados, es aconsejable consultarlo con tu médico/a o farmacéutico/a para que te recomiende como hacerlo de la mejor forma posible.

Los mejores artículos para la mujer actual

Tranquila, no enviamos spam