Vitamina D, ¿por qué es importante?

Vitamina D, ¿por qué es importante?

La alimentación es de vital importancia para la salud integral del cuerpo, debe hacerse de manera equilibrada, procurando la ingesta de diferentes nutrientes y vitaminas. Una de las vitaminas más importantes es la D.

Es ideal para procurar huesos fuertes y sanos. Pero eso no es todo: también desempeña un papel clave en el funcionamiento de los músculos, el corazón, los pulmones y el cerebro, también ayuda al cuerpo a combatir las infecciones.

¿Para qué sirve la vitamina D?

Gracias al sol el cuerpo es capaz de sintetizar la sustancia a través de la piel y producirla, pero no puede hacer lo mismo con las demás (la C, por ejemplo, sólo se obtiene comiendo frutas y verduras). Cuando el cuerpo obtiene vitamina D, la convierte en una hormona que ayuda al sistema inmunológico a combatir las infecciones.

Es perfecta para activar la función muscular y la cardiovascular, para un corazón sano y una circulación sanguínea fluida. También regula la función respiratoria para mantener los pulmones sanos y procura el correcto desarrollo del cerebro.

La vitamina D es indispensable para la salud ósea y es muy recomendada para prevención de la osteoporosis en la edad madura, y el raquitismo de los niños, ya que ayuda al cuerpo a absorber el calcio, que es importante para la constitución del tejido óseo. También es perfecta para combatir el envejecimiento.

¿Dónde la encontramos?

La principal fuente de vitamina D es la luz solar, por eso a menudo se le llaman vitamina del sol, pero también es posible obtenerla de los suplementos y algunos alimentos que no deben faltar en una dieta equilibrada y sana.

Hoy en día la carencia de vitamina D está cada vez más extendida debido a los hábitos diarios que llevan  a las personas a pasar cada vez menos tiempo al aire libre, por eso hay que procurar comerlos siguientes alimentos:

  • Aceite de hígado de bacalao.
  • El pescado graso (arenque, atún, el bagre y el salmón).
  • Ostras y camarones.
  • Quesos grasos.
  • Mantequilla.
  • Yema de huevo.
  • Carne de hígado.
  • Zumo de naranja.
  • Cereales y avena.

Déficit de vitamina D

Muchas investigaciones han demostrado que esta sustancia desempeña un papel en la prevención del cáncer y la gripe estacional, así como en la reducción del riesgo de esclerosis múltiple y el desarrollo de enfermedades cardíacas.

Para prevenir el déficit y no exponerse a ningún padecimiento, es necesario exponerse al sol durante los meses calurosos del año; durante los meses fríos, en cambio, es necesario seguir una dieta rica en alimentos que contienen vitamina D, como el atún enlatado.

Recomendaciones

Esta sustancia agrupa la D1, D2, D3, D4 y D5, y el cuerpo requiere de luz solar para producirla y sintetizarla. En un individuo adulto y sano entre 10 y 20 minutos de exposición solar al día ayudan bastante para que se llene de este preciado nutriente, así que son recomendables las caminatas y paseos en horas de sol suave.

Por otra parte, también se pueden encontrar en el mercado muchos suplementos vitamínicos como Actifemme RESD3 que son perfectos para reforzar su ingesta natural además de unos de los mejores y antioxidantes del mercado Español.

Los mejores artículos para la mujer actual

Tranquila, no enviamos spam