¿Y si te dijéramos que en tu vida vas a tener menos sexo que tus padres?

¿Y si te dijéramos que en tu vida vas a tener menos sexo que tus padres?

Estos días de mayor apertura a los derechos de las personas de la comunidad LGTB y donde el sexo ha dejado de ser un tabú, en todas partes se habla de este tema.

Tv, películas, foros, revistas, redes sociales… resulta paradójico que los adultos más jóvenes prefieren la soltería.

Según estudios de psicólogos en Estados Unidos, los millennials tienen una vida sexual menos activa en un tiempo en el que Internet permite un acceso más inmediato a los contenidos eróticos.

Menos frecuencia sexual en cifras

En un artículo publicado por la revista Archives of Sexual Behavior por psicólogos de la Universidad de San Diego, refiere que las personas nacidas en la década de los ochenta y los noventa son menos activos
sexualmente que sus padres y que el 15% los entrevistados entre 20 y 24 años asegura no haber tenido un encuentro íntimo desde la entrada de la adultez a los 18 años.

Mientras que en Estados Unidos, un adulto tenía 72 encuentros sexuales en 1990, esta cifra bajó a 64 en 2014. Este mismo fenómeno social se registra en Japón en 2015, una de las primeras economías del mundo, donde el 43% los jóvenes entre 18 y 34 años, revelaron ser vírgenes.

La psicóloga Jean Twenge de la Universidad de Chicago revela que los jóvenes de Estados Unidos tienden a practicar la abstinencia con más asiduidad que sus padres y abuelos. Esto es debido a varios factores como su estilo de vida, condiciones económicas y otras prioridades distintas a hacer una familia tradicional y tener hijos.

Otro elemento que define a esta generación es su valoración de lo “políticamente correcto”. Según The Economist en 2018, un 17% los ciudadanos estadounidenses entre 18 y 29 años considera una invitación a salir como un acto de acoso sexual.

En España, ocurre otro fenómeno encontrado en el estudio “Los jóvenes españoles y el sexo”, que indica que el 45,4% de adultos entrevistados (18-35 años) tiene relaciones sexuales con sus amigos o lo que ellos denominan “follaamigos”, en busca de algo casual más que una relación formal en pareja.

Cambio en el estilo de vida y acceso más libre a la pornografía

Con estos resultados, los autores han encontrado distintas razones para explicar la causa de esta recesión o sustitución del encuentro sexual en pareja por otras prácticas más inmediatas como la masturbación y el intercambio de chats y videollamadas sexuales con amigos.

Una de ellas es el cambio en el estilo de vida porque estos usuarios con un poder adquisitivo más alto tienen proyectos a medianos y largo plazo en solitario como viajar, emprender un negocio propio e independizarse. Este fenómeno se refuerza con prácticas de vida más saludables como alimentación macrobiótica, vegana y poco consumo de licor y de estupefacientes.

A su vez, las nuevas tecnologías de la información con su gratificación inmediata y más accesible a la pornografía, a foros y a contenidos de las redes sociales permiten que los adultos más tímidos se refugien en la comodidad de sus portátiles y móviles antes que salir a un bar y conocer a candidatos para iniciar una relación amorosa.

Todas estos factores inciden en el aumento del onanismo en casa, alimentado con contenidos pornográficos. A su vez, los sexólogos encuentran que el uso de dispositivos como juguetes sexuales disminuye la libido porque estos no garantizan el encuentro más íntimo de la persona con su propio cuerpo.

El sexo es una actividad natural y una necesidad del ser humano, no obstante, su práctica cambia en cada generación. Los millennials lo practican con menos frecuencia por una conducta más evasiva o más selectiva, según su manera de afrontar la vida.

 

Otras lecturas que también te pueden interesar 

> 10 cosas sexuales que toda mujer debería probar

Al menos una vez en tu vida, atrévete a probar estas 10 cosas sexuales.

7 ideas para disfrutar del sexo en la menopausia

¿Has escuchado que la menopausia es el fin de la vida sexual? es hora de que te saques ese mito de la cabeza.

Los mejores artículos para la mujer actual

Tranquila, no enviamos spam